Encubrimiento

DELITO DE ENCUBRIMIENTO

El delito de encubrimiento está regulado en los artículos 451 a 454 del Código Penal.

Este delito se castiga con penas de prisión de seis meses a tres años, si bien en ningún caso podrá imponerse pena privativa de libertad que exceda de la señalada para el delito encubierto.

El bien jurídico protegido por el delito de encubrimiento es el buen funcionamiento de la Administración de Justicia, castigando las conductas que obstaculicen la persecución de delitos.

CONDUCTA TÍPICA

El delito de encubrimiento lo comete quien, con conocimiento de la comisión de un delito y sin haber intervenido en el mismo ni como autor ni como cómplice, interviene posteriormente a su ejecución de alguna de las siguientes maneras:

  1. Auxiliando a los autores o cómplices para que se beneficien del provecho, producto o precio del delito, sin ánimo de lucro propio. 

Esta conducta consiste simplemente en ayudar a los autores o cómplices del delito encubierto a lucrarse con los efectos del mismo. El problema que se plantea es que la conducta pudiera resultar incardinable también en los delitos de receptación o blanqueo de capitales, si bien la exigencia de que no concurra ánimo de lucro propio en el encubridor excluye esta posibilidad.

  1. Ocultando, alterando o inutilizando el cuerpo, los efectos o los instrumentos de un delito, para impedir su descubrimiento.
  1. Ayudando a los presuntos responsables de un delito a eludir la investigación de la autoridad o de sus agentes, o a sustraerse a su busca o captura.

Esta conducta solamente resultará constitutiva de encubrimiento cuando se realice respecto de los delitos de traición, homicidio contra la Familia Real, genocidio, delito de lesa humanidad, delito contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, rebelión, terrorismo, homicidio, piratería, trata de seres humanos o tráfico ilegal de órganos.

También cometerá encubrimiento quien realice esta conducta con abuso de funciones públicas, imponiéndose en este caso, además de la pena de privación de libertad, la de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de dos a cuatro años si el delito encubierto fuere menos grave, y la de inhabilitación absoluta por tiempo de seis a doce años si aquél fuera grave.

El delito de encubrimiento se comete, aunque el autor del delito que pretenda encubrirse sea irresponsable o esté personalmente exento de pena.

PERSONAS EXENTAS DE PENA DEL DELITO DE ENCUBRIMIENTO

En el art. 454 C.P. se prevé una excusa absolutoria para el encubridor que lo sea de su cónyuge o de persona a quien se hallen ligados de forma estable por análoga relación de afectividad, de sus ascendientes, descendientes, hermanos, por naturaleza, por adopción, o afines en los mismos grados.

Por tanto, para estas personas, aunque hayan cometido el delito de encubrimiento, no se les impondrá pena alguna por ello, excepto los que comentan la conducta prevista en el art. 451.1º C.P., es decir, quienes auxilien a los autores o cómplices del delito encubierto a lucrarse con los efectos del mismo.