La figura del acogimiento de menores en el Código Civil - Iuris NOW

¿En qué consiste el acogimiento de menores?

By Adrián Garzón | Artículos para clientes

Dic 02
acoger a un menor

El acogimiento de menores es una medida de protección que permite que el niño o niña queden bajo el cuidado de una familia o institución ante una situación de necesidad. En este artículo vamos a definir estas medidas y señalaremos sus dos modalidades.

Por último, indicaremos el procedimiento de acogimiento de menores, su supervisión por el Ministerio Fiscal y el modo de extinción de esta institución jurídica.

Definición de acogimiento

Cuando un menor se encuentra en situación de desamparo, su guarda (habitualmente atribuida a sus padres o tutores) puede concederse a una familia o institución. Esta atribución de la guarda del menor trata de garantizar los derechos del niño o niña.

Se trata, por tanto, de una medida de seguridad de carácter transitorio, aunque algunas modalidades de acogimiento puedan prolongarse hasta la mayoría de edad del menor.

Como cada situación presenta unas necesidades concretas, existen varios tipos de acogimiento. Así, no solo se diferencian el familiar y el residencial, de los que hablaremos a continuación. También hay situaciones de acogimiento que se dan durante ciertos períodos (como los vacacionales, en el acogimiento abierto) o por personas cualificadas (como los profesionalizados, cuando los menores presentan necesidades especiales).

En cualquier caso, todos los tipos de acogimiento serán formalizados por los poderes públicos (Entidades de Protección al Menor y Juzgados o Tribunales) ante la situación de desamparo de los menores.

Tipos de acogimiento

El acogimiento de menores puede darse en un ámbito familiar o institucional. Además, es probable que la familia acogedora colabore con la residencia de menores donde estos estén institucionalizados.

Por ejemplo, esta colaboración es frecuente cuando el menor institucionalizado es un adolescente, quedando bajo custodia de una familia durante los períodos vacacionales para poder desarrollar su vida fuera de la residencia.

Acogimiento familiar

Es el que se produce en el seno de una familia. Disponemos de un artículo centrado en el acogimiento familiar, ya que presenta tipologías muy diferentes y adaptadas a la situación particular del menor.

Acogimiento residencial

Es el acogimiento de menores que se produce en una institución. Se trata de centros especializados que se encargan de la guarda del menor durante el tiempo en que se resuelve su situación de desamparo.

Por tanto, la tarea de la residencia terminará cuando el menor pueda volver con su familia o resulte adoptado o sujeto a acogimiento permanente con otra familia.

¿Cómo se formaliza el acogimiento?

La formalización del acogimiento de menores depende de si es de tipo familiar o institucional. Así, el acogimiento institucional o residencial se resuelve en el seno de la Administración, aunque el proceso puede requerir la intervención judicial.

Cuando el acogimiento sea familiar, la Entidad Pública que ostente la tutela o guarda del menor deberá instrumentar un expediente, valorando la idoneidad de la familia para encargarse del menor. En caso de que la valoración sea positiva se emitirá resolución por la que se formalice el acogimiento de menores, indicando los derechos y deberes de cada una de las partes.

Supervisión del acogimiento por el Ministerio Fiscal

El Ministerio Fiscal tiene la misión de vigilar la adecuada protección de los derechos e intereses de los menores. Para ello dispone de un Índice de Tutelas de Menores.

También tiene ciertas facultades especiales, como la posibilidad de solicitar la autorización judicial para el ingreso del menor en centros de protección específicos.

En el caso de tratarse de un acogimiento institucional, el Ministerio Fiscal debe ser informado de cualquier medida de seguridad adoptada que afecte al menor. Además, trimestralmente se deberá informar al Ministerio Fiscal sobre el seguimiento de la tutela y guarda del menor.

En definitiva, el Ministerio Fiscal supervisará el proceso de acogimiento de menores, realizando un seguimiento de los regímenes de custodias, comunicaciones y de cualquier otra medida que afecte a los menores.

Extinción del acogimiento

La extinción del acogimiento se regula en el art. 173 del Código Civil, que acepta como motivos:

  • Decisión judicial o de los acogedores.
  • Petición del tutor o progenitor que ostente la patria potestad.
  • Decisión de la entidad pública encargada de la guarda o tutela.
  • Integración de la voluntad del menor.
  • Muerte o fallecimiento del acogedor.
  • Mayoría de edad del menor.

En general, para solicitar la remoción del acogimiento de menores deberá haberse resuelto la situación que la hubiera motivado (por ejemplo, que cese la situación de abandono). También es posible que los problemas graves de convivencia hicieran inviable el acogimiento, caso en el cual podría extinguirse la relación y establecerse otras medidas de acogimiento.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.