¿Qué se considera alzamiento de bienes en un divorcio? | Iuris NOW

La disolución en el divorcio puede ser considerado alzamiento de bienes en algunos casos

By Almudena Galán | Artículos para clientes

Feb 12
Comete un delito de alzamiento de bienes quien se alza con sus bienes en perjuicio de un tercero

Los delitos económicos son algunos de los crímenes más comunes de la sociedad española. Los ciudadanos tienden a pensar que pagar menos impuestos y menos deudas es sinónimo de éxito. Por ello se buscan las vueltas y los medios para encontrar la trampa en la ley. En este sentido, uno de los crímenes patrimoniales más típicos es el alzamiento de bienes, con el que se oculta todo o parte del caudal económico de una persona. ¿Pero qué ocurre cuando se produce un delito de alzamiento de bienes en el divorcio?

El alzamiento de bienes es un delito socioeconómico de mera actividad. Es decir, se comete por el simple hecho de realizar el hecho, sin que se tenga que producir otro resultado. El objeto es el patrimonio de una persona. El autor es el deudor que pretende esconder una parte de sus bienes para evitar pagar a sus acreedores. De esta forma, el autor se hace insolvente a sí mismo, pero se trata de una conducta ilegal. Uno de los medios para poder lograr la ocultación de todo o parte del patrimonio de un sujeto es el divorcio, como explicamos a continuación.

¿En qué consiste esta conducta?

El delito de alzamiento de bienes se regula en el artículo 257 del Código Penal, dentro de los preceptos sobre la frustración de la ejecución patrimonial. Así, será culpable de este delito aquel que se alce con sus bienes en perjuicio de sus acreedores.

También se recoge el supuesto en el que una persona persiga ese mismo fin realizando cualquier acto de disposición patrimonial o generador de obligaciones que dilate, dificulte o impida la eficacia de un embargo o de un procedimiento ejecutivo o de apremio, judicial, extrajudicial o administrativo, ya esté iniciado o su inicio sea previsible. Por último, también cometerá un delito de alzamiento de bienes aquel que ejecute actos de disposición, contrajere obligaciones que disminuyan su patrimonio u oculte por cualquier medio elementos de su patrimonio sobre los que la ejecución podría hacerse efectiva, con la finalidad de eludir el pago de responsabilidades civiles derivadas de un delito que hubiere cometido o del que debiera responder.

Pues bien, se entiende que se puede cometer un delito de alzamiento de bienes a través de un divorcio ficticio. Se trata de la mera simulación de un divorcio. Aquí la tramitación del divorcio es tan solo formal, porque ambos miembros de la pareja siguen conviviendo en el hogar familiar. Su finalidad es muy diferente a la que se persigue con un divorcio habitual, ya que lo que se está intentando realizar es la transferencia de los bienes del cónyuge deudor al otro. Para ello se utiliza la pensión económica establecida en el convenio regulador del acuerdo de divorcio. De esta forma, el deudor sigue estando en disposición de los bienes. El problema legal es que se dificulta o incluso se evita la eficacia de un embargo o de un proceso ejecutivo que los deudores pudieran interponer en su contra.

¿Cuáles son los ejemplos más típicos?

Según el citado artículo del Código Penal, el delito de alzamiento de bienes puede perseguir varios fines. No obstante, el bien jurídico protegido siempre es el derecho que posee el acreedor para hacer efectiva la deuda pendiente. Por lo tanto, el delito de alzamiento de bienes en el divorcio puede cometerse para dilatar o impedir que se emitan resoluciones judiciales. También podría ser eludir el pago de una obligación o de una deuda, así como intentar evitar la ejecución judicial o administrativa. Otro de los fines del delito de alzamiento de bienes es eludir el pago de una deuda u obligación de derecho público, o bien evitar el cumplimiento de las responsabilidades civiles que se despliegan como consecuencia de la comisión de un delito.

Formas de cometer el delito de alzamiento de bienes

Por otro lado, existen varias formas de cometer un delito alzamiento de bienes, además del que se realiza a través del divorcio. Los ejemplos más comunes son los siguientes:

  • Las ventas en las que no se prueba el pago de un precio.
  • Las ventas en las que el transmitente sigue en posesión del bien supuestamente vendido.
  • Enajenaciones sin causa aparente.
  • Aquellas compraventas o donaciones que se realizan entre amigos o familiares. Se trata de una simulación, al igual que en el caso del divorcio. Además, si el que recibe la titularidad de los bienes tenía conocimiento de la existencia de una deuda y de la reclamación del acreedor, también podría llegar a ser considerado culpable de la comisión del delito de alzamiento de bienes.
  • Aquellas ventas en las que el deudor se desprende de la práctica totalidad de su patrimonio.
  • El préstamo entre particulares con una garantía hipotecaria.
  • La destrucción de bienes o su ocultación, en caso de que fuera posible.
  • La repudiación de la herencia cuando se persigue el perjuicio de los acreedores.
  • Cuando se produce una falta aparente de capacidad económica de aquel que compra un bien, de forma que no puede cumplir las condiciones económicas que se estipulan.
  • Cuando el deudor es una persona jurídica en ocasiones puede llegar a retirar todos los fondos de una empresa deudora para formar otra nueva libre de cargas.
  • Aquellos casos en los que aparece un acreedor que posee la titularidad de un derecho real sobre el patrimonio del deudor, pero que en apariencia no tiene relación con la actividad económica del infractor.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Follow

About the Author

Periodista, jurista, criminóloga, eterna estudiante, cinéfila y lectora infatigable. Licenciada en Derecho y Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Soy perito calígrafo judicial en ejercicio y experta en los ámbitos penal y civil.