¿Quieres contratar a un extranjero? Te contamos cómo hacerlo

como contratar a un extranjero

Si tienes intención de contratar a un extranjero para desempeñar una actividad laboral, te contamos como solicitar esta autorización inicial de residencia temporal y trabajo de forma sencilla.

Requisitos para contratar a un extranjero para trabajar en España

  • No encontrase de manera irregular en territorio español.
  • Carecer de antecedentes penales tanto en España como en los países en que haya residido anteriormente.
  • No tener prohibición de entrada en España ni en países con los que España tiene firmados Convenios, así como no encontrase dentro del plazo de compromiso de no retorno a España.
  • Abono de la tasa correspondiente.
  • Que la situación nacional de empleo permita la contratación de trabajadores extranjeros, salvo excepciones.
  • Contrato de trabajo firmado tanto por el trabajador como por el empresario durante el periodo de vigencia de la autorización.

Trámites para contratar a un extranjero

¿Qué debe hacer el empleador?

Deberá presentar bien personalmente o a través de su representante legal la solicitud de autorización inicial ante el órgano competente de la provincia donde se vaya a realizar la actividad laboral.

A esta solicitud deberá adjuntar la siguiente documentación:

  • NIF. Si la empresa está constituida como persona jurídica, documento público.
  • Contrato de trabajo.
  • Certificado del SEPE sobre la insuficiencia de demandantes de empleo para cubrir dicho puesto de trabajo.
  • Documentación que acredite que dispone de medios económicos, materiales o personales para su proyecto empresarial y para hacer frente a sus obligaciones laborales.
  • Pasaporte del trabajador extranjero.
  • Acreditación de que el extranjero cuenta con la capacitación  o cualificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.

Admitida a trámite la solicitud, se recabará informe a la AEAT, TGSS, DGP y DGGC así como al Registro Central de Penados y Rebeldes.

El solicitante debe abonar la tasa correspondiente.

A la vista de la documentación presentada y de los informes remitidos, la autoridad resolverá de forma motivada, notificando al empleador la resolución dictada.

¿Qué debe hacer el trabajador extranjero?

Una vez notificada al empleador la resolución favorable, el interesado tiene un mes de plazo para solicitar personalmente el visado en la Oficina Consular o Misión diplomática de su lugar de residencia.

Una vez tramitado el visado, el trabajador dispone de un plazo no superior a tres meses para entrar en territorio español.

Ya en nuestro país, deberá solicitar su Tarjeta de Identidad de Extranjero para lo que dispone de un mes de plazo contado desde su alta en el Sistema de Seguridad Social.

¿Qué situaciones influyen en la contratación de extranjeros?

También se puede contratar a extranjeros que se encuentren en otras circunstancias como son, por ejemplo:

  • Extranjeros que se encuentran en nuestro país con una autorización de estancia por estudios. Si quieres contratar a una persona que se encuentra en nuestro país con un NIE de estudiante, tendrás que tener en cuenta ciertos requisitos como que dicha actividad laboral no debe interferir en sus estudios y que la contraprestación obtenida constituya una ayuda y no equivalga a la manutención, entre otros.
  • Quienes ya sean titulares de una autorización de residencia y trabajo y soliciten la renovación del permiso. Habrán de acreditar que la actividad laboral va a continuar.
  • Aquellos que se encuentren legalmente en España y quieran ampliar  permiso de residencia para que también les faculte para trabajar. Podría exigírseles que acrediten que llevan un año en situación de residencia legal o que les han sobrevenido circunstancias que les obligan a trabajar.

¿Qué multa pueden ponerte por contratar a un extranjero sin permiso?

La Ley de Extranjería establece una serie de infracciones  cuando se contrata a trabajadores extranjeros que no cuentan con los permisos correspondientes.

Así, existen tres tipos de infracciones:

  • Cuando el trabajador extranjero presta los servicios sin permiso de trabajo ni permiso de residencia, estaríamos ante una infracción grave, castigada con multa de 501 € hasta 10.000 €.
  • En el caso de trabajadores extranjeros que prestan sus servicios sin permiso de trabajo pero que tienen reconocido permiso de residencia, nos encontraríamos ante una infracción leve, cuya multa podría ascender hasta la cantidad de 500 €.
  • Por último y para el caso de contratar a trabajadores extranjeros sin haber obtenido el permiso de trabajo, se estaría incurriendo en una infracción muy grave, que lleva aparejada multas de cantidades que oscilan entre 10.001 y 100.000 €.

Si se sospecha o detecta que se está llevando a cabo una contratación irregular de trabajador extranjero, se iniciará un procedimiento sancionador con el levantamiento de un Acta por la Inspección de Trabajo.

También podrá iniciarse por denuncia del propio trabajador.

Para el caso de que estas contrataciones, realizadas al margen de la legalidad, sean clasificadas como muy graves, podrán fijarse sanciones adicionales como proceder a la clausura de la empresa por periodo de entre 6 meses y 5 años.

También se contempla la expulsión del territorio español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *