¿Cómo hacer un convenio regulador con hijos?

convenio regulador con hijos menores

En los casos de separación o divorcio es necesario determinar los efectos que se van a derivar de la ruptura del matrimonio, tanto con respecto a los cónyuges como con respecto a terceros. Dichos efectos se fijan a través de una sentencia si es un divorcio contencioso, pero en los casos de mutuo acuerdo es la propia pareja la que puede alcanzar un acuerdo que determine los efectos de su divorcio. En este caso, vamos a ver cómo tiene que ser un convenio regulador con hijos.

¿Cómo se hace un convenio regulador con hijos?

En un divorcio amistoso cada uno de los cónyuges puede contar con su propio abogado y procurador, pero también es posible que compartan especialistas en Derecho. Esto último es lo más común, puesto que permite ahorrar costes y alcanzar antes un acuerdo.

Los cónyuges deben negociar entre sí cómo quieren que sean los efectos de su divorcio: custodia de los hijos menores o incapacitados, atribución de la vivienda familiar, reparto de las deudas, etc.

Pueden acudir al abogado ya con todo negocio o dejar que sea el especialista el que les asesore. En cualquier caso, una vez alcanzado el acuerdo el mismo se refleja por escrito en un convenio regulador.

Después se presenta en el juzgado demanda de divorcio acompañada del acuerdo. Tratándose de un convenio regulador de mutuo acuerdo con hijos se da traslado de la demanda y del convenio al Ministerio Fiscal si los hijos son menores o están incapacitados. Si se determina que todo es acorde a Derecho, el juez dicta sentencia decretando el divorcio y aprobando el convenio regulador.

Si algún aspecto no es correcto, se da traslado a las partes para que negocien nuevamente ese tema y presenten una nueva propuesta de regulación. En caso de que el acuerdo en ese tema no sea posible, decidirá el juez sobre él.

Además hay que tener en cuenta que también es posible en convenio regulador con hijos sin matrimonio. Aunque la pareja no haya estado casada, si sus hijos son menores de edad deben llegar a un acuerdo sobre ellos.

Aspectos regulables

Custodia y patria potestad

Habiendo hijos menores este es uno de los temas más importantes a negociar. Aunque la patria potestad la ostentarán ambos progenitores, la custodia puede adjudicarse a uno solo de ellos o ser compartida.

De unos años a esta parte se intenta que la custodia sea compartida, por ser lo más positivo para los menores. De esta forma, los niños pasarán el mismo tiempo con un progenitor que con otro.

Régimen de visitas

Padres e hijos tienen derecho a comunicarse, de ahí que se establezca para el progenitor no custodio un régimen de visitas y comunicaciones. Se determinará así el tiempo que los hijos pasarán con aquel progenitor que no tiene la custodia (fines de semana, algún día entre diario, festivos, vacaciones, etc.)

En los casos de divorcio el interés de los menores es el que debe ser más protegido, por eso se puede establecer un régimen de comunicaciones y visitas con otros familiares o allegados a la familia con los que los niños tuvieran una relación habitual. Esto puede incluir a abuelos, tíos, padrinos y similares.

No solo se establecen los días de visita, también el horario de las mismas, el lugar de recogida y entrega de los hijos, e incluso se determinará qué personas harán la entrega y recogida de los menores.

Pensión de alimentos

En el convenio regulador la manutención de los hijos es uno de los temas más espinosos. Para ayudar a la determinación de las cantidades que debe pagar el progenitor no custodio, la web del Consejo General del Poder Judicial cuenta con unas tablas orientadoras. Pero está claro que cada persona es diferente. Ni todos los padres tienen los mismos recursos económicos ni todos los hijos tienen las mismas necesidades.

Lo importante es fijar una cantidad que sea adecuada para satisfacer las necesidades de los hijos y que no suponga una carga económica excesiva para quien debe pagar la pensión. Además, hay que tener en cuenta que la cuantía se actualiza cada año, generalmente de conformidad con el IPC.

Para evitar posibles conflictos en el futuro es interesante establecer en el convenio el reparto de los gastos extraordinarios.

Otras cuestiones

En el convenio puede regularse cualquier otra cuestión que se estime importante. Por ejemplo, el uso de la vivienda familiar, la asunción de gastos de esa vivienda, la liquidación del régimen económico matrimonial, régimen de comunicaciones en caso de urgencia, etc.

¿Hay alguna diferencia en el convenio regulador con hijos mayores de edad?

Cuando los hijos son mayores de edad se extinguen tanto la custodia como la patria potestad, por lo que estos temas ya no hay que negociarlos. Serán ellos mismos quienes decidan con qué progenitor vivirán, sin que el otro pueda oponerse en ningún caso.

Eso sí, si están estudiando o trabajando pero no tienen recursos suficientes para subsistir por sí mismos (se entiende que esto ocurre si cobran menos del SMI), el progenitor con el que no convivan deberá pagarles una pensión de alimentos. Hablamos en estos casos de convenio regulador con hijos mayores de edad dependientes.

Tratándose de hijos mayores de edad pero incapacitados, estarán bajo la tutela de uno de sus progenitores y convivirán con él. Se aplica aquí un régimen similar al de los menores de edad, de modo que el progenitor que no ostente la tutela tendrá derecho de visita y comunicaciones y deberá abonar una pensión de alimentos.

Incumplimiento del convenio regulador con hijos

Si cualquiera de las partes incumple, la que se vea agraviada puede interponer una demanda ejecutiva para obligar al cumplimiento o bien instar a una modificación de medidas, aunque esto último es bastante complicado de conseguir.

En caso de incumplimiento voluntario del régimen de visitas o de guarda y custodia se puede acudir a la vía penal en los casos más graves, aunque la mayoría de los supuestos se tratan a través de la vía civil.

Si el incumplimiento afecta al pago de la pensión de alimentos hay que interponer demanda ejecutiva en el mismo juzgado que dictó la sentencia de divorcio y este tomará medidas para que el pago se haga efectivo, generalmente a través del embargo y ejecución de los bienes del deudor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asistente Pilar de Iuris NOW ¡Hola! Mi nombre es Pilar. ¿Puedo ayudarte? Déjame tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo lo antes posible.

    ¿Cómo funcionamos?

    Abogados certificados

    Abogados certificados

    Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tu problema y dispuestos ayudarte.

    No hay sobrecostes

    No hay sobrecostes

    Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

    Especialistas en tu materia

    Especialistas en tu materia

    Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

    Precio competitivo

    Precio competitivo

    Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.