¿En qué consiste el delito de stalking o acoso ilegítimo?

El delito de stalking.

Con la modificación del Código Penal, introducida por Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, se ha incorporado al Título VI relativo a los Delitos contra la Libertad, dentro del Capítulo III, el correspondiente a lo que actualmente se conoce como delito de stalking o acoso ilegítimo, que queda regulado en el artículo 172 ter. Con ello se da respuesta a una necesidad creciente en la sociedad de hoy en día, de perseguir la intromisión reiterada y coaccionadora en la vida de las personas.

Vamos a analizar en qué consiste este delito y qué requisitos se marcan legalmente para perseguibilidad.

El delito de stalking ¿Qué es?

Aun cuando el delito de stalking se enmarca en el Código Penal dentro del Capítulo referente a las coacciones, hay que diferenciarlo de estas por cuanto que aunque ambos tipos penales persiguen coartar la libertad de la víctima, la forma de proceder es diferente pudiendo apreciar en las coacciones un componente violento del que en principio carece el acoso ilegítimo o stalking.

No puede tampoco confundirse con otros supuestos de acoso como son:

En el caso del delito de stalking, nos encontramos ante una reiteración de mensajes de toda índole (correos electrónicos, videollamadas, mensajes de texto, WhatsApp, llamadas telefónicas, vigilancia persistente y evidente, uso abusivo de las redes sociales para contactar con la víctima etc) que por su carácter persistente y por la falta de autorización resultan delictivos.

Será necesario que tal contacto reiterado implique coartar la libertad de obrar del sujeto pasivo, atemorizándole no ya por la amenaza de un mal que pueda intuirse en dicha conducta, sino por el hecho mismo de la reiteración y del control de la vida de quien las recibe, que se siente absolutamente vigilada en todas sus actividades en contra de su voluntad.

El bien jurídico principalmente protegido con este tipo penal, será precisamente la Libertad de actuación. Además existen otros derechos esenciales que quedan afectados, como son: el derecho a la seguridad, al sosiego y tranquilidad cotidianos, a la intimidad y en muchas ocasiones al honor. Una variante de este tipo penal consiste en la publicación, en redes sociales o en medios de comunicación, de información veraz o falsa sobre la vida de la víctima, con el objeto de someterla a escarnio público.

Requisitos para estar ante un acoso ilegítimo

El Tribunal Supremo, en Sentencia reciente de 12 de julio de 2017, vino a concretar algunos de los requisitos esenciales de este delito, aclarando que debe causar una alteración grave de la vida cotidiana, diferenciándolo de la molestia ocasional o leve, que resultaría impune.

Para distinguir el stalking de otras conductas penales como las amenazas o las coacciones, o incluso de comportamientos plenamente admisibles y carentes de respuesta penal, será preciso que el proceder del presunto autor implique alguna de las siguientes consecuencias en la vida de la víctima:

Consecuencias principales

  • Cambiar de número de teléfono, ya sea fijo o móvil.
  • Dejar de utilizar determinadas cuentas de correo electrónico de las que es conocedor el autor.
  • Abandonar o cerrar redes sociales empleadas por el actor para acosar a su titular.
  • Cambiar de domicilio, sea cual sea el título que le confería su uso (propiedad, alquiler, precario etc)
  • Modificar rutinas. Principalmente: caminos empleados habitualmente para acudir al lugar de trabajo, dejar de asistir a gimnasios u otras actividades lúdicas, verse en la necesidad de cerrar de forma exhaustiva ventanas, cortinas y persianas para evitar ser observada desde el exterior, precisar compañía constante para cualquier gestión fuera de casa etc.
  • Solicitar el traslado de puesto de trabajo.
  • Alterar horarios de entrada o salida.

Todos estos cambios en la vida habitual de la víctima deben responder a la pérdida de la sensación de seguridad que le ocasiona la conducta persistente de control y vigilancia por parte del acosador.

Entre las acciones que suelen describir el delito del stalking podemos mencionar:

Conductas delictivas propias del stalking

  • El contacto incesante con la víctima, por cualquiera de los medios posibles, especialmente por vía telefónica, redes sociales, cartas etc.
  • La vigilancia de sus movimientos, hasta puntos insospechados, como en celebraciones de amistades, en centros médicos de rehabilitación o estética, viajes fuera del entorno habitual etc. Acontecimientos que normalmente no debería conocer el autor de los hechos.
  • Persecuciones puntuales con el objeto de procurar la proximidad física con la víctima, en medios de transporte, espacios culturales o religiosos etc.
  • Uso ilegal de los datos personales de la víctima, con el fin de suplir su personalidad o de obtener información sobre algún evento concerniente a esta.
  • Atentar contra el patrimonio del sujeto pasivo o de alguien próximo a él.

Denunciar stalking en internet

El delito de stalking es un delito de actividad no de resultado, esto significa que el actor de estas conductas será responsable penalmente por su conducta persistente y acosadora, con independencia del resultado que obtenga de la misma.

También carecerá de relevancia penal el medio empleado para su comisión, siendo muy habitual en la actualidad el uso de las distintas redes sociales para obtener la presencia constante en la vida de la víctima.

Es cierto que en los primeros años desde la tipificación de este delito en el Código Penal, la gran mayoría de los asuntos que llegaban a los tribunales se correspondían con conductas ejecutadas por vía telefónica o persecución física; en la actualidad en cambio han proliferado considerablemente los asuntos en los que el autor se sirve de internet, en cualquiera de sus manifestaciones, para acosar al sujeto pasivo.

Son múltiples los casos en los que se trata de dañar la honorabilidad o reputación de una persona a través de anuncios en páginas de contactos, o simplemente mediante ofensas hacia su persona.

Todas estas conductas no pueden quedar impunes.

Violencia de género y stalking

El artículo 172 ter que recoge este delito, describe en su punto 2, la conducta de stalking cometida dentro del ámbito de la violencia de género, es decir por parte de quien es pareja o ex pareja de la víctima.

En estos casos hay algunas particularidades, como son la forma de proceder a su perseguibilidad. Entre dichas diferencias se encuentran el no ser necesario presentar denuncia por parte de quien lo está padeciendo.

Por otro lado, la pena en estos casos es considerablemente mayor. Oscilando entre uno y dos años de prisión o trabajos comunitarios en beneficio de la comunidad por tiempo que podrá ocupar entre dos y cuatro meses.

Estoy sufriendo un delito de stalking ¿Qué debo hacer?

Ante un caso de acoso ilegítimo es imprescindible presentar denuncia ante la Comisaría de Policía más próxima, o puesto de la Guardia Civil oportuno.

Dejando a salvo los supuestos de violencia de género, en los que no es un requisito imprescindible, sin este paso no podrá perseguirse y llevarse a cabo las pesquisas para la averiguación de su autor.

En los supuestos de stalking a través de las redes sociales o por vía de internet, es preciso que los hechos sean investigados por el grupo de delitos telemáticos, expertos en seguir la pista a través de las redes hasta llegar a la dirección electrónica de la que proceden las ofensas.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asistente Pilar de Iuris NOW ¡Hola! Mi nombre es Pilar. ¿Puedo ayudarte?Puedes llamarme al 910 053 363 o dejar tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo lo antes posible.

¿Cómo funcionamos?

Abogados certificados

Abogados certificados

Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tú problema y dispuestos ayudarte.

No hay sobrecostes

No hay sobrecostes

Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

Especialistas en tu materia

Especialistas en tu materia

Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

Precio competitivo

Precio competitivo

Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.

Contactar por WhatsApp
//
Pilar
Abogada
¿En qué puedo ayudarte?