¿Hasta cuándo ha de pagarse la pensión de alimentos?

Pensión de alimentos

Esta es una de las preguntas que más se hacen los progenitores obligados al pago de una pensión de alimentos a favor de sus hijos.

Como regla general, podemos decir que la mayoría de edad de los hijos no implica la extinción de la pensión de alimentos. Mientras carezcan de ingresos propios o no hayan finalizado sus estudios por causa no imputable a ellos, la pensión de alimentos ha de seguirse abonando.

Concepto de pensión de alimentos

Podemos definir la pensión de alimentos como el deber que se impone a una persona (generalmente al progenitor que no ostenta la custodia) de prestar alimentos a los hijos habidos en común (ya sean menores de edad o mayores que no sean independientes económicamente).

Intervienen en esta relación:

  • Por un lado, el alimentante, parte deudora cuya obligación es prestar los alimentos y todo lo necesario para el menor. Generalmente el progenitor no custodio.
  • Por otro, el alimentista, parte acreedora, que tiene derecho a que le sean prestados alimentos.

La pensión de alimentos comprende todo necesario para la educación, instrucción, habitación, vestido y asistencia médica del alimentista.

El importe de la pensión de alimentos vendrá dado teniendo en cuenta las posibilidades económicas del obligado a prestarlos (alimentante) y las necesidades del obligado a recibirlos (alimentista).

¿Cómo se define la pensión?

La pensión de alimentos se regula en el Art. 142 del Código Civil que establece que se entiende por alimentos todo lo imprescindible para el sustento, vestido, habitación y asistencia médica, así como también la educación e instrucción del beneficiario de los alimentos mientras sea menor y aún siendo mayor cuando no haya acabado sus estudios, siempre que ello no le sea imputable.

Cabe diferenciar en este punto la diferencia entre los gastos ordinarios y los gastos extraordinarios:

  • Los gastos ordinarios son aquellos gastos que son necesarios, previsibles y periódicos. Estos gastos son los que constituyen la pensión de alimentos.
  • Por contra, los gastos extraordinarios  son aquellos que siendo necesarios, son imprevisibles y no son periódicos, no estando por tanto incluidos en la pensión de alimentos.

Si no hay acuerdo entre las partes para el pago de los mismos, deberá acudirse a la jurisdicción civil, siendo determinado por el Juez si hay obligación de pagarlos. Generalmente estos gastos suelen ser sufragados al 50 % por parte de cada progenitor, salvo pacto en contrario.

¿Quién está obligado a pagar la pensión? 

Generalmente el progenitor obligado a abonar la pensión de alimentos es el progenitor no custodio, pudiendo darse el caso de abono de pensión de alimentos en sistemas de custodia compartida, atendiendo a las circunstancias de cada caso concreto.

Por tanto, el progenitor obligado al pago sería el alimentante, teniendo la obligación de abono de los alimentos de forma periódica (salvo pacto en contrario) al otro progenitor (generalmente el custodio).

Es importante saber que, aunque la pensión alimenticia se abona al progenitor custodio, con quien convive el menor, este importe es para cubrir las necesidades (vestido, habitación, instrucción, formación,…) del menor.  El destinatario de la pensión de alimentos es el menor. El progenitor que recibe la pensión de alimentos lo hace en nombre de los menores como progenitor custodio de los mismos.

¿Hasta cuándo se debe pagar la pensión de alimentos? 

Muchos progenitores se preguntan hasta cuando ha de abonarse la pensión de alimentos.

El Código Civil establece en su artículo 152 las causas por las que se extingue la pensión de alimentos:

  • Por muerte del alimentista.
  • Cuando la fortuna de la persona obligada a abonar los alimentos se haya reducido de tal manera que no pueda asumirlos sin desatender sus necesidades.
  • Cuando la persona beneficiaria de la pensión de alimentos sea independiente económicamente.
  • Si el alimentista ha cometido alguna falta que da lugar a la desheredación (por ejemplo en caso de maltrato)
  • Cuando la necesidad del alimentista proceda de su mala conducta (Por ejemplo hijos «ninis»)

Por tanto, la obligación de pagar alimentos no cesa con la mayoría de edad, por lo que mientras los hijos comunes convivan en el domicilio familiar y no sean independientes económicamente habrá de seguirse abonando la pensión de alimentos.

El pacto o acuerdo para la extinción del pago

Cuestión distinta es que en el propio Convenio Regulador se haya pactado un límite temporal o unos requisitos concretos para la extinción del pago de la pensión d alimentos por parte del alimentante. En defecto de acuerdo, si uno de los progenitores quiere solicitar la extinción del pago de la pensión de alimentos, habrá de acudir a un procedimiento de modificación de medidas ante el Juzgado competente. Siendo recomendable acudir a un profesional experto en reclamaciones de alimentos.

En dicho proceso habrá de probar que ha existido una alteración de las circunstancias tenidas en cuenta en el momento en que se dictó la Sentencia de divorcio, separación o de medidas paternofiliales. Siendo esa alteración estable y no  transitoria, y no siendo provocada para obtener una modificación de medidas beneficiosa para quien lo solicita.

No se recomienda dejar de abonar la pensión de alimentos si está establecido por Sentencia, pues el impago de la misma podrá ser objeto de reclamación.

Normativa y jurisprudencia 

Como hemos venido indicando, esta cuestión se regula en nuestro Código Civil, en los Arts. 142 y siguientes.

Respecto a la posibilidad de limitar en el tiempo el abono de la pensión de alimentos, podemos citar algunas Sentencias de nuestro Tribunal Supremo:

  • Sentencia del Tribunal Supremo nº 587/2019, de 6 de noviembre de 2019, en la que se indica que habrá de estarse a las circunstancias concretas de cada caso. Pues no existe precepto alguno que establezca una edad en la que haya de extinguirse la pensión de alimentos. Por tanto, establecen que no es procedente fijar un límite temporal si no es por pasividad, desidia o despreocupación por los estudios.
  • En el mismo sentido, de que no procede fijar un límite temporal de la pensión de alimentos, se pronuncia la Sentencia del Tribunal Supremo nº 558/2016, de 21 de septiembre de 2016
  • Por su parte la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 22 de junio de 2017, alega que si es posible establecer un límite temporal a fin de que los hijos mayores de edad completen su formación académica a fin de evitar situaciones de despreocupación, pasividad o desidia por los estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *