¿Cómo puedo reclamar la nulidad de un aval hipotecario?

reclamar la nulidad de un aval hipotecario

Numerosas son las ocasiones en las que, cuando se formaliza un préstamo con garantía hipotecaria, no es suficiente para las entidades financieras y Bancos la garantía real que se constituye con la hipoteca de un inmueble. Y piden que se formalice otra garantía, que es el aval hipotecario.

El aval hipotecario es una garantía real, por la que terceros (personas físicas o jurídicas), en caso de que se produzca el impago del préstamo por quien está obligado y sin perjuicio de que haya un inmueble hipotecado, van a responder con todos sus bienes de la devolución de ese préstamo. Esos terceros van a intervenir en la escritura de préstamo hipotecario, firmando en su condición de avalistas o fiadores.

Pero no todo esta perdido para estos garantes de deudas ajenas derivadas de un préstamo hipotecario y que responden con todo su patrimonio del cumplimiento de una obligación dineraria. Existe la posibilidad de reclamar la nulidad de un aval hipotecario. Asunto que es objeto de análisis en este artículo.

¿Qué razones existen para declarar la nulidad de un aval hipotecario?

Antes de explicar los motivos que pueden llevar a declarar la nulidad de un aval de este tipo, ponemos un ejemplo de uno de los casos más frecuentes en los que terceros no deudores acceden a garantizar con sus bienes la devolución del préstamo concedido a los obligados principales: una pareja joven, que se va a comprar una vivienda; solicitan un préstamo con garantía hipotecaria y al Banco no le resulta bastante la hipoteca de la casa. Y piden un aval.

Y en este momento entran en juego en esta operación bancaria, los avalistas que, en la mayor parte de las ocasiones, son los padres de «nuestra joven pareja». Por eso de ayudar a sus hijos y a solicitud de los mismos, firman donde les pidan, en la mayoría de las ocasiones desconociendo que es un aval, que riesgos asumen y sin pedir muchas explicaciones a la entidad financiera. Lo que sea por los hijos.

Pero estos garantes van a a poder plantar cara a las entidades financieras, existiendo razones para postular la nulidad de la cláusula del aval hipotecario; reseñamos a continuación alguno de los motivos:

  1. Suelen ser cláusulas impuestas por las entidades bancarias, sobre las cuales los Bancos no aceptan negociación alguna.
  2. En la mayoría de las ocasiones, quienes intervienen como avalistas son consumidores; la cláusula del aval, les deja en una situación de desequilibrio frente al Banco, que va a contar con una doble garantía; la real de la hipoteca y la personal del fiador, que responderá de la devolución del préstamo con todos sus bienes.
  3. Lo normal es que el Banco no explique o proporcione una información errónea sobre esta garantía. Y la consecuencia de ello es que el posible fiador se embarca en la operación financiera desconociendo el alcance real del aval, de su duración, de sus límites y de las graves consecuencias que tiene para su patrimonio el incumplimiento de la obligación de pago por parte del prestatario o deudor principal. Ello supone que la cláusula del aval hipotecario podría ser declarada nula o abusiva por lo que se conoce como falta de transparencia.
  4. Todas las cláusulas de aval hipotecario sin excepción contienen una renuncia de derechos que sitúan al avalista, nuevamente, en una situación de inferioridad respecto del Banco. Concretamente renuncia a los derechos de excusión, orden y división que el Código Civil reconoce a todos los avalistas o fiadores. Disfrutando de estos derechos, el acreedor debería primero dirigirse contra los bienes del deudor principal para hacer efectivo el cobro; y si tales bienes no fueran suficientes, solo en este momento, podría dirigirse contra los bienes del avalista. La renuncia a estos derechos trae consigo la grave consecuencia de que, ante el impago, el acreedor se puede dirigir contra bienes del deudor principal y del fiador al mismo tiempo.

Reclamar la nulidad de un aval hipotecario

Sólo los Tribunales son competentes para pronunciarse sobre la nulidad o abusividad de las cláusulas o condiciones de los contratos; por ello, el garante que quiere que se anule su aval hipotecario, necesariamente tendrá que iniciar un procedimiento judicial, en el que va a ser necesaria la intervención de Abogado y Procurador.

Antes de iniciarse el procedimiento, ¿podría interponerse una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente de la entidad financiera pidiendo esa nulidad?: poder se podría; ello evitaría el procedimiento y los gastos derivados del mismo; pero, en realidad, no tendría mucho sentido dado que los Servicios de Atención al Cliente de las entidades financieras no tienen competencia para pronunciarse sobre esta nulidad. Y en ese sentido responderían a la reclamación.

Centrándonos, nuevamente, en el procedimiento judicial, deberán de concurrir para la viabilidad de la acción algunos de los motivos explicados en el epígrafe anterior. Y el reclamante ha de tener siempre la condición de consumidor.

No es preciso que el préstamo se impague para poder emprender la acción judicial; el avalista podrá actuar incluso en el caso de que la amortización del préstamo esté al día.

Por último queremos hacer una breve referencia a la dirección en la que se están pronunciando los Tribunales; son ya unas cuantas las sentencias dictadas por los Juzgados de Primera Instancia en donde se ha declarado la nulidad de los avales hipotecarios. A pesar de ello, la postura que están adoptando las Audiencias Provinciales cuando estás sentencias se recurren, no siempre es favorable a los avalistas; como ejemplo, la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza, de fecha 21 de marzo de 2019. En ella, entre otras cosas, se pronuncia sobre sobre la validez del aval hipotecario.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo funcionamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies