Diferencia entre pensión de alimentos, pensión compensatoria y gastos extraordinarios

Pensiones y gastos hijos

Asumir una ruptura sentimental o divorcio siempre es complicado. Tu vida cambia y, en caso de tenerlos, también la de tus hijos. Puede facilitarte el proceso conocer de antemano ciertos conceptos jurídicos, que van a ser importantes pretensiones a debatir en el proceso y que debes tener claros para actuar en consecuencia. Estos son: la pensión de alimentos, los gastos extraordinarios y la pensión compensatoria.

Qué es la pensión de alimentos

La pensión de alimentos será abonada por el cónyuge no custodio para satisfacer los gastos de alimentación, habitación, educación, asistencia médica y vestido del hijo hasta que alcance independencia económica. Es obligatorio fijar dicha pensión en procesos de ruptura sentimental o divorcio con hijos.

Formas de establecerla

La cifra de la pensión de alimentos podrá establecerse de dos formas:

  • Procedimiento de mutuo acuerdo entre ambos progenitores: plasmándolo en un convenio regulador que normalmente se ratifica en el juzgado para otorgarle un valor probatorio imperativo y ejecutable.
  • Procedimiento contencioso: en caso de que los progenitores sean incapaces de llegar a un acuerdo, se someterán a un procedimiento judicial. Siendo finalmente un juez quien establezca y cuantifique dicha pensión de alimentos, en base a distintos factores que quedarán probados y determinados a lo largo del procedimiento y que plasmará en Sentencia.

Factores a tener en cuenta para establecer la cuantía

Los factores a tener en cuenta para el establecimiento de la cuantía de la pensión de alimentos de los hijos serán:

Ingresos y gastos de ambos progenitores

En un procedimiento de mutuo acuerdo ambas partes podrán pactar lo que consideren en base a sus ingresos. Simplemente será el Ministerio Fiscal el que de el visto bueno a la cifra y resto de aspectos que compongan el convenio regulador.

En un procedimiento contencioso los requisitos son más estrictos. Ambas partes deberán aportar a requerimiento del tribunal y de forma obligatoria sus dos últimas declaraciones de la renta, así como sus últimas seis o doce nóminas (según el juzgado). Con ello acreditan sus ingresos reales.

Asimismo, serán interrogados tanto por Juez, Ministerio Fiscal y abogados de ambas partes sobre sus ingresos y gastos. Podrán estos solicitar previamente al juicio diligencias u oficios sobre averiguación patrimonial, en caso de que se crea que una de las partes no está mostrando la realidad de su patrimonio y oculta una parte.

Con respecto a los gastos de los progenitores, generalmente solo son tenidos en cuenta los gastos de alojamiento. Especialmente, se tienen en cuenta los gastos de alojamiento del progenitor no custodio, ya que será este el obligado al pago de la pensión de alimentos.

Destacar aquí que el uso del domicilio familiar cuando existen hijos siempre se concede a los menores y al progenitor custodio que resida con ellos. Es por ello, se tendrá muy en cuenta que el progenitor no custodio deberá buscar otro alojamiento, lo cual genera un gasto un gasto fijo a tener en cuenta a la hora de valorar su capacidad económica final.

También pueden ser tenidos en cuenta otros factores como: créditos personales o hipotecarios o cargas financieras que supongan una serie de gastos fijos y que mermen la capacidad económica del alimentante. Pese a todo, destacar que siempre será obligatorio el pago de una pensión de alimentos por parte del progenitor no custodio tenga las cargas económicas que tenga.

La obligatoriedad de la pensión de alimentos viene regulada en el artículo 39.3 de la Constitución española, y artículos 142  y siguientes del Código Civil. Por tanto, cuando decimos que el pago de la pensión de alimentos es de obligado cumplimiento, lo decimos con mayúsculas, ya que el deber de alimentos es un derecho constitucional. En caso de impago de la misma, se procederá a iniciar un procedimiento de ejecución.

Gastos de los menores

Tal y como establece el artículo 142 del Código Civil, se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, la educación e instrucción del alimentista. Mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

Por tanto, en un procedimiento contencioso, será determinante la aportación de facturas o documentar gastos sobre los siguientes conceptos:

  • Cuota del centro escolar.
  • Cuota de comedor (en caso de que el menor haga o deba hacer uso del mismo).
  • Importe de uniformidad del colegio.
  • Gasto medio de vestuario.
  • Gasto medio de material escolar.
  • Gasto medio de alimentación.
  • Gasto medio de suministros intentando aplicar su importe proporcional al menor.
  • Cualquier otro gasto fijo cotidiano del menor.

Qué es la pensión compensatoria

La pensión compensatoria se establecerá cuando el divorcio produzca a uno de los dos cónyuges un desequilibrio económico en relación con la posición del otro que implique un empeoramiento en su situación anterior al matrimonio. Dicho empeoramiento debe ser generado al haber restringido o abandonado su vida profesional por dedicarse al cuidado de la familia.

El caso más frecuente es el de el cónyuge que deja su vida laboral tras el nacimiento de sus hijos o reduce su jornada para su cuidado, lo cual le pone en situación de desigualdad frente al otro.

La pensión compensatoria viene regulada en el artículo 97 del Código Civil. Cabe destacar aquí una diferencia importante con respecto a la pensión de alimentos y es que la pensión compensatoria  solo puede fijarse en caso de divorcio exclusivamente, no está incluida aquí la ruptura sentimental fuera del matrimonio ni será obligatorio fijar una aun en el caso de divorcio.

En caso de que las partes no lleguen a un acuerdo y deba iniciarse un procedimiento judicial, la prueba a practicar en el juicio será la relativa a demostrar que una de las partes ha abandonado o disminuido su vida profesional para dedicarse al cuidado de la familia.

Esto es fácilmente demostrable mediante la aportación de una vida laboral que establece los periodos en los que se ha trabajado, y si son coincidentes con el nacimiento o infancia de alguno de los hijos de la pareja.

No solo se tendrá en cuenta el pleno abandono profesional, sino también la reducción horaria. Es decir, si uno de los progenitores adapta su horario laboral reduciéndolo para así dedicarse al cuidado familiar y percibiendo por ello menos salario, será igualmente tenido en cuenta.

Qué son los gastos extraordinarios

Como su propio nombre indica, estos gastos son los referentes a gastos excepcionales de los menores. Es decir, son los gastos de carácter imprevisible, necesario y deben ser adecuados a la capacidad económica de ambos progenitores.

Serán sufragados por ambos por mitad, siempre que medie previa consulta del progenitor custodio al no custodio sobre la conveniencia y/o necesidad del gasto (salvo supuestos excepcionales y urgentes en que ello no sea posible) y acuerdo de ambos –de forma expresa y escrita antes de hacerse el desembolso- o en su defecto, autorización judicial, mediante la acción del artículo 156 del Código Civil.

Estos gastos se refieren, entre otros, a:

  • Excursiones escolares
  • Actividades extraescolares
  • Clases de apoyo
  • Campamentos de verano
  • Dentista
  • Psicólogo
  • Cualquier otra que sea excepcional, imprevisible y necesaria

Generalmente, los progenitores suelen contribuir al cincuenta por ciento en los gastos extraordinarios. Si bien es cierto que muchas veces, ya sea de mutuo acuerdo o de forma contenciosa, en base a los ingresos de ambos progenitores puede establecerse un porcentaje distinto a cada uno de ellos.

Esperamos que la comprensión de estos conceptos te haya ayudado para situarte si estás ante un proceso de ruptura sentimental con o sin hijos. Siempre es bueno contar con una noción básica, si bien es cierto es obligatorio en este tipo de procedimientos con la ayuda de abogado.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *