¿Se puede recurrir una multa por parar en un peaje y no pagar?

Recurrir multa por no pagar peaje

Los peajes instalados en las autopistas, en ocasiones son rebasados sin pagar, generalmente por no estar establecido claramente si el tráfico en esa carretera es de pago o no lo es. Este se constituye en uno de los argumentos más utilizados para recurrir una multa por peaje.

El tráfico de vehículos en las autopistas de España no es gratuito y así debe constar en los tramos previos a su acceso. También debe mostrarse claramente al conductor una alternativa gratuita para continuar su recorrido.

Debe estar habilitado el acceso a algún otro tipo de categoría diferente de carretera, como las autovías, las que tienen por lo menos dos carriles para cada sentido. Estas se diferencian de las autopistas por tener accesos desde las propiedades vecinas y por ser de tráfico libre y gratuito.

Relación entre autopista y usuario

Las autopistas deben cumplir con ciertos requisitos para ser consideradas como tales.

  • No deben tener accesos de las propiedades colindantes.
  • No pueden ser cruzadas por ninguna otra vía de comunicación o servidumbre de paso.
  • Deben tener diferentes calzadas para cada sentido de circulación, separadas entre sí por una franja de terreno, no destinada a la circulación.
  • Las autopistas son de concesión privada y en las de pago, se instalan peajes para el pago.

Algunas vías como las autopistas están señaladas con el código AP, seguido de un número, sin son autopistas de pago. En el caso de las autopistas radiales de pago de Madrid, por ejemplo, están señalizadas con el código R, seguido de un número.

Cuando un conductor entra en una autopista de pago es advertido de ello, y a partir de ese momento se crea una relación considerada tácitamente como un contrato de prestación de servicios. Si el conductor no hace efectivo el servicio, la empresa concesionaria tiene derecho a reclamar el pago correspondiente al peaje.

La reglamentación indica que también debe estar a la vista una alternativa gratuita de tráfico, uno de los principales argumentos del conductor para recurrir multa por peaje.

¿Qué sanción me pueden poner si paso por un peaje sin pagar?

El artículo 153 del Reglamento General de la Circulación, menciona específicamente la obligación de detener el vehículo, pero no se establece la obligatoriedad del pago. Las concesionarias de las autopistas deben realizar una denuncia por vía civil del vehículo que no pagó, y el juez correspondiente decidirá cuál será la cuantía de la multa, entre un mínimo de 100 y un máximo de 200 euros.

¿Cómo recurrir una multa por parar en un peaje y no pagar?

Al recibir la multa, en primer lugar, debe comprobarse que todos los datos son correctos. A partir de ese momento comienza el plazo de presentación de alegaciones, que es de 20 días naturales, y el plazo del recurso administrativo.

Ambos plazos comienzan a contar desde el momento es que se recibe la multa. Si se deja un aviso en el buzón, debe recogerse la notificación de la multa en la oficina de correos.

Para recurrir una multa por peaje, la carta debe contener:

  • Nombre, apellido, DNI, dirección postal y teléfono.
  • Fecha de la denuncia; número del expediente; matrícula, marca y modelo del vehículo.
  • Razones por las que se cree que la multa no procede.
  • Ciudad de residencia, fecha y firma.

Se recomienda la redacción de la carta con una copia. Al entregar el original se debe solicitar el sellado de la copia como constancia.

En el caso particular de recurrir una multa por parar en un peaje y no pagar, debe tenerse presente que no es la Dirección General de Tráfico quien resuelve, ya que se trata de una sanción administrativa. Para recurrir una multa por peaje deben cumplirse los requisitos solicitados y realizar la reclamación ante un juez de lo civil, exponiendo los motivos por los que se entiende que no se debe pagar la multa.

Obligaciones de las empresas y contestación administrativa

Concretamente, la Ley 8/1972 del 10 de mayo recoge las obligaciones de las empresas concesionarias de las autopistas, así como también las de los conductores que circulen por ellas.

Si la infracción fue leve, la Administración tiene un plazo de tres meses para notificar al infractor; en cambio, si se considera grave o muy grave hay un plazo de seis meses para hacerlo. Si se supera ese plazo, la multa habrá caducado y será posible alegar prescripción.

Los conductores de vehículos que usen las autopistas de peaje, están obligados a pagar y las empresas están obligadas a mantener en condiciones la autopista que está gestionando. Pero los conductores tienen algunos derechos que, al recurrir multa por peaje y hacerlos valer, pueden conseguir que la sentencia sea favorable, eximiéndoles del pago de la multa.

Si, por ejemplo, un conductor se ve demorado varias horas en una retención y no fue avisado de la situación, podrá librarse de pagar el peaje. Esto es así pues la empresa concesionaria no está cumpliendo con su obligación, establecida en el contrato de tránsito, de mantener informados a los usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo funcionamos?