¿Cómo añadir nuevos bienes una vez repartida la herencia?

En muchas ocasiones herencia y complicaciones son términos que caminan de la mano. Todos conocemos algún supuesto de familias bien avenidas a las que la aceptación y tramitación de una herencia ha erosionado en lo más profundo de sus relaciones hasta destruir cualquier vínculo entre sus miembros.

En este artículo vamos a explicar cómo se debe actuar en aquellos casos en los que a la hora de llevar a cabo el reparto de la herencia se ha obviado algún bien. ¿ Qué pasa en tal caso? nuestro Código Civil, prevé tal situación a la que denomina: adición de bienes a la herencia.

¿Existe un plazo de tiempo para añadir nuevos bienes a una herencia repartida?

En cuanto al plazo para promover el expediente de adición de bienes a la herencia, deberemos atenernos al plazo de prescripción previsto en el Código Civil, en su artículo 1963 para el ejercicio de las acciones reales sobre bienes inmuebles, plazo de 30 años.

Dicho plazo está inicialmente establecido para el ejercicio de acciones de petición sobre herencias cuya masa la configuran viviendas, fincas etc. Transcurridos dichos 30 años sin que nadie haya reclamado la herencia de tales inmuebles, estos pasarán al Estado que una vez liquidados procederá a su reparto a favor del Tesoro Público.

¿Qué procedimiento y documentación son necesarios para añadir dichos bienes?

En los casos en los que se ha omitido algún bien, derecho o valor a la hora de hacer el reparto de una herencia debemos instar un nuevo expediente notarial para la inclusión de dichos bienes.

Dicha omisión o preterición de bienes puede ser involuntaria, ya que se ignoraba la existencia de tales derechos, o voluntaria en aquellos casos en los que se tenía conocimiento de tales bienes pero se creía que no formaban parte de la herencia en cuestión.

La inclusión en el reparto puede tener una repercusión importante a efectos prácticos en cuanto a respetarse las legítimas o repartos previstos en el testamento o en su defecto en la ley.

Sería por ejemplo el caso de la herencia a favor de tres hermanos, siendo el único bien a repartir una vivienda cuya valoración es de 90.000€, atribuida a partes iguales entre los mismos. Se lleva a cabo la partición y cada uno percibe los 30.000€ obtenidos en su venta. Transcurridos unos años se descubre que en vida de los causantes estos le donaron a uno de esos tres hermanos 20.000€ que debían ser colacionados en el reparto de la herencia. Evidentemente el reparto inicial deberá ser complementado mediante la oportuna compensación.

Es importante entender que si la omisión de bienes, derechos o valores en el reparto ha sido intencionado por parte de alguno de los herederos con el fin de obtener un mayor beneficio, se considerará que existe mala fe por su parte y en consecuencia la partición efectuada será nula y carente de eficacia jurídica, habrá que volver a llevar a cabo la repartición como si nunca se hubiera producido, incluyendo ahora sí todos los bienes y derechos oportunos.

Fuera de estos casos de mala fe, la adición de bienes a la herencia siempre va a respetar la partición realizada en sede notarial, sin perjuicio de que se complemente posteriormente cono los nuevos bienes.

El objeto de mantener intacta la partición inicial, salvo los supuestos de mala fe, no es otro que dotar de seguridad jurídica a las actuaciones patrimoniales.

El expediente de adición de bienes a la herencia, se llevará a cabo en la misma notaría que se efectuó la primera partición.

Documentación necesaria

Los documentos que se han de aportar en la notaría serán:

  • La escritura de aceptación y partición de la herencia realizada inicialmente.
  • Los documentos de identificación de los herederos, esencialmente el DNI o documento que lo pueda suplir.
  • Los títulos de propiedad correspondientes a los nuevos bienes o derechos que se pretenden adicionar a la herencia. Generalmente escrituras de propiedad.

¿Cuánto cuesta una adición de bienes de herencia?

La aceptación de una herencia o su complemento mediante la oportuna adición, supondrá generalmente el incremento del patrimonio de quien lo adquiera, ahora bien es preciso tener en cuenta que también va a implicar un desembolso de dinero importante, tanto es así que en muchas ocasiones se opta por la renuncia a la herencia misma.

Veamos cuales son dichos gastos principales

Gastos notariales

Los aranceles notariales vienen preestablecidos en las normas que rigen su intervención. En términos generales una escritura de adición tendrá un coste que oscilará entre 100 y 2000€ para los supuestos en los que se de un exceso de valor considerable, en torno a los seis millones de euros.

Gastos de gestoría

No debería suponer más de 150€, no obstante dependerá de la cantidad de gestiones que se les encomienden.

Honorarios de Abogados

No en todos los casos es precisa su intervención, aunque sí muy recomendable. Sus honorarios variarán según la existencia de consenso o no de los llamados a la adición. En muchas ocasiones su cuantía quedará ligada al valor de los bienes a incluir en el reparto.

Impuestos

  • Impuesto de sucesiones, previsto en la Ley de Sucesiones y Donaciones, al tratarse de una gestión cedida a las Comunidades Autónomas, será preciso tener en cuenta las exenciones fiscales reguladas en cada Autonomía. No hay que olvidar que el plazo para efectuar la autoliquidación será de seis meses, prorrogables por otros seis.
  • Plusvalía municipal, es decir la diferencia de valor del inmueble heredado desde que se adquirió por el causante hasta que se adquiere por el heredero. Dicho impuesto se liquidará en el Ayuntamiento de la localidad en la que radique la vivienda. Su plazo es de seis meses prorrogable por un año.

¿Quién puede realizar la acción de añadir nuevos bienes a la herencia?

Existen una serie de requisitos que debemos tener en cuenta para poder solicitar la adición de bienes a la herencia, a saber:

  1. Sólo podrán promover el expediente de adición quienes hayan aceptado la herencia inicial o incompleta. Es necesario por lo tanto constar como heredero en cualquier título sucesorio.
  2. Para poder instar la adición se deberá ser mayor de 18 años y encontrarse en el pleno uso de las facultades intelectivas y volitivas. Para el supuesto de los menores deberá obtenerse la autorización de quienes consten como titulares de la patria potestad del menor.
  3. En el supuesto de incapaces, quien ostente la condición de tutor deberá recabar del órgano Judicial la autorización precisa para aceptar herencias sin beneficio de inventario.

Hay que tener en cuenta que la adición de bienes a la herencia ha de ser un acto voluntario y libre ya que una vez realizada será irrevocable.

El efecto esencial que provocará será retrotraer la titularidad de los bienes al momento del fallecimiento del causante, se logra por tanto la ficción de que los bienes siempre han sido de alguien, nunca han estado sin dueño.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asistente Pilar de Iuris NOW ¡Hola! Mi nombre es Pilar. ¿Puedo ayudarte? Déjame tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo lo antes posible.

    ¿Cómo funcionamos?

    Abogados certificados

    Abogados certificados

    Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tu problema y dispuestos ayudarte.

    No hay sobrecostes

    No hay sobrecostes

    Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

    Especialistas en tu materia

    Especialistas en tu materia

    Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

    Precio competitivo

    Precio competitivo

    Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.