Rescate y traspaso de planes de pensiones

Planes de pensiones

Todos, antes o después, nos hemos hecho la pregunta acerca de lo que cobraremos cuando llegue el tiempo de nuestra jubilación. Es cierto que tenemos el Sistema Público de Pensiones, pero también lo es que nuestra merecida pensión puede que no alcance el importe que desearíamos o que no nos permita tener el mismo nivel de vida.

Por ello, son cada vez más las personas que de manera voluntaria y privada se deciden a ahorrar para poder disfrutar de su «edad dorada» con mayor tranquilidad en lo económico. Y uno de los modos de canalizar el ahorro es la contratación de los planes de pensiones.

Concepto y regulación de planes de pensiones

Un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo. Se formaliza de modo voluntario y privado; su funcionamiento consiste en ir haciendo aportaciones de dinero de una manera periódica para su rescate en un tiempo posterior, que tiene que ser el tiempo de la jubilación.

Esste producto no sólo permite el ahorro, puede llegar a ser una herramienta para darle rentabilidad al dinero ahorrado. Incluso podrá permitir ahorros fiscales en la declaración de la renta anual. Es totalmente compatible con la pensión que se percibe del Estado una vez tiene lugar nuestra jubilación, y puede servir de complemento a dicha pensión.

Es importante saber, a la hora de formalizarlo, que no vamos a poder disponer del dinero invertido en un período de tiempo corto; si tuviéramos en un momento dado un problema de liquidez o unos gastos imprevistos, no tendríamos a nuestra disposición ese dinero.

Por lo que respecta a la normativa que regula los planes de pensiones, es de aplicación el Real Decreto-Ley1/2002 de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de regulación de planes y fondos de pensiones. Y el Real Decreto-Ley 304/2004, de 29 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de los planes y fondos de pensiones.

Situaciones en las que se produce el rescate

El momento natural en el que procede el rescate del plan de pensiones es una vez se alcanza la edad de jubilación y se produce, de modo efectivo, la citada circunstancia.

En principio, el dinero no podría rescatarse antes, pero hay ciertas situaciones en las que la normativa permite recuperar el dinero der una manera anticipada. Son las siguientes:

  1. Enfermedad grave: se considera como tal la dolencia física o psíquica que incapacite de modo temporal para el ejercicio de la actividad por un período al menos de tres meses. Además, esa dolencia ha de requerir intervención clínica de cirugía mayor en centro hospitalario. Asimismo, se considera enfermedad grave a las dolencias que limiten parcialmente o impidan totalmente la actividad habitual. Se acredita esta situación mediante un certificado médico de la Seguridad Social o entidad concertada.
  2. Desempleo de larga duración: en este caso, es necesario acreditar la situación de desempleo o paro, mediante los correspondientes justificantes del SEPE (Servicio Español Público de Empleo); también para este rescate anticipado hay que estar dado de alta como demandante de empleo y no percibir prestación contributiva alguna.
  3. Fallecimiento del titular: en este caso, quienes sean los herederos, acreditando tal circunstancia con el certificado literal de defunción podrán rescatarlo si esa es su voluntad.
  4. Invalidez laboral: bastaría para el rescate acreditar tal situación mediante una resolución judicial o administrativa que sea firme.
  5. Transcurso del plazo de 10 años: a causa de la situación de crisis económica de los últimos tiempos, se aprobó la Ley 26/2014, de 27 de noviembre. Esta norma, en lo relativo a los planes de pensiones, va a permitir el rescate de los derechos consolidados del plan (aportaciones dinerarias realizadas) con una antigüedad de 10 años. Dicho rescate se podrá hacer a partir del 31 de diciembre de 2025; es decir, quienes tengan un plan de pensiones, podrán rescatar todas las aportaciones hechas que tengan una antigüedad de 10 años.

Traspaso entre planes

Un plan de pensiones no solo puede ser objeto de rescate, también de traspaso. Es una operativa permitida por la normativa sobre estos productos de ahorro- inversión.

¿Qué es el traspaso de un plan de pensiones?

Es la operación por la que se produce el traslado o cambio del plan de una entidad a otra, o dentro de la misma entidad. Nos permite cambiar el plan de pensiones del que tenemos a otro que, por ejemplo, nos pueda dar una mayor rentabilidad.

Mediante el traspaso se movilizan las aportaciones dinerarias hechas hasta ese momento más los beneficios generados a una nueva entidad gestora o a otro plan en la misma entidad. El traspaso puede ser del total de los derechos consolidados o sólo de parte de ellos.

Es una operativa que no tiene penalización fiscal ni coste alguno.

Trámites para el traspaso de un plan entre dos entidades

  1. Realizar la solicitud de traspaso a la entidad gestora destinataria del plan, detallando cual es el plan de pensiones que se quiere movilizar.
  2. La entidad gestora destinataria del plan comunica a la entidad de origen la voluntad de traspaso del titular.
  3. La entidad de origen dispone de un plazo de cinco días hábiles para movilizar las aportaciones a la nueva entidad.

Momento de la solicitud de cobro

En este epígrafe, nos referimos en primer lugar a las modalidades de rescate. Es importante, antes de solicitar el pago, ver el modo que pueda ser más beneficioso desde el punto de vista fiscal, para optar por la que más convenga:

  1. En forma de capital: el titular del plan percibe el importe total del dinero en un pagó único.
  2. En forma de renta: en este caso el beneficiario percibe las cantidades de una manera periódica, biene durante un tiempo o bien de manera vitalicia.

A continuación, nos referimos propiamente al trámite del rescate:

  1. Presentación en forma de la solicitud de rescate a la entidad gestora del plan.
  2. Documentos que han de acompañar a la solicitud: fotocopia del documento nacional de identidad del interesado, modelo 145 de retenciones sobre rendimiento de trabajo. Y la resolución de la Seguridad Social que justifique que el solicitante está jubilado.
  3. En aquellos casos en los que el rescate se realice antes de la jubilación por las causas de paro, enfermedad grave, invalidez laboral, los documentos que permitan acreditar esta situación.

Para cualquier consulta o reclamaciones a un Banco o entidad de crédito, relativo a nuestro plan de pensiones, lo mejor es consultar antes a un abogado especialista en Derecho bancario.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.