Solicitar una indemnización por los daños sufridos por nuestro hijo en el colegio

Los accidentes escolares son más frecuentes de lo que la mayoría pueda imaginar. Las instituciones educativas cuentan con seguros escolares y de responsabilidad civil para cubrir posibles daños. Es real que muchos centros tienen seguros mínimos que dejan sin cobertura los daños más comunes. Cuando no hay una cobertura se puede reclamar indemnización accidentes en el colegio por otras vías.

Mi hija se ha caído en el colegio ¿Se puede reclamar?

En caso de un accidente durante la actividad escolar, la institución debe responder por el mismo. De acuerdo a la gravedad de las lesiones sufridas, corresponde asistencia sanitaria, indemnización o pensión vitalicia. Estas dos últimas son para pacientes con invalidez permanente absoluta para los estudios o gran invalidez respectivamente.

Para acceder al derecho a reclamar indemnización accidente en el colegio hay requisitos establecidos. El accidente o el hecho producido no debe ser por razones de fuerza mayor. Además, el daño debe ser evaluable en una cuantía económica. Por último, para que quepa responsabilidad se debe comprobar incumplimiento en el deber de vigilancia. La reclamación debe ser fundamentada con todas las pruebas posibles.

Otro factor clave es saber a quién reclamar por una caída de una hija en el colegio. En instituciones privadas, se pueden presentar reclamaciones por responsabilidad civil o penal, o ambas. Dependerá de si la causa del accidente constituye delito o no.

Cuando el colegio es público se presenta la reclamación patrimonial a la Administración Educativa en el organismo competente. En la presentación es imprescindible detallar daño, titular, relación de la lesión con el funcionamiento de la institución y la cuantía económica de indemnización.

Le han roto un diente a mi hijo en el colegio ¿Qué se puede hacer?

La primera medida es llevar al niño a la Seguridad Social para que reciba asistencia médica y certifiquen la lesión. Es fundamental contar con la prueba para presentar cualquier reclamación. Además, es fundamental tratar el tema con el tutor, jefe de estudios o director y exigir un acta de la reunión.

Si no hay una respuesta de parte de la institución se pueden realizar tres acciones. Por la vía civil, se reclama la reparación del daño o indemnización según corresponda. También es posible recurrir por la vía administrativa cuando se trata de un colegio público.

Otra de las medidas posibles es presentar una demanda en los tribunales de justicia. Esta última opción tendrá consecuencias diferentes según la edad del responsable. Igualmente influye el factor de la recurrencia de los hechos. No es igual la pérdida de un diente por accidente que una lesión intencional producto de un acoso escolar.

Otro niño le ha roto las gafas a mi hijo ¿Lo cubre el seguro escolar?

En España los colegios tienen la obligación de contratar un seguro escolar. De hecho, dicho seguro se incluye en la matrícula de los alumnos. La mayoría de las instituciones escolares optan por las pólizas multirriesgo. De esta forma, el seguro cubre los cristales de las gafas como otros daños y hasta robos. Sin embargo, hay otros seguros que no incluyen la reparación de gafas por el alto índice de incidentes. Lo ideal es leer bien la póliza que tienen contratada.

Cuando el seguro no ofrece cobertura, según las circunstancias se puede reclamar a la institución. Para ejercer este derecho es necesario acreditar que el hecho se produjo por falta de vigilancia o desperfecto en las instalaciones.

¿Existen sentencias que condenen al colegio por las lesiones que ha sufrido un alumno?

La Audiencia Provisional de Mallorca confirmó una sentencia que condena al colegio La Porciúncula como responsable subsidiario en un hecho. Durante un partido de fútbol ocurrido dentro del establecimiento, un alumno agredió a otro causando lesiones.

La justicia decidió una indemnización para el agredido que debe abonarse por partes iguales entre agresor y la institución. El fundamento básico es que hubo ausencia de personal de vigilancia para evitar la riña.

En otras sentencias, la justicia no ha sido siempre tan uniforme en sus resoluciones. Así sucedió en el caso de un grupo de estudiantes adolescentes que jugaban en un campo de juego frente a la escuela. El sitio era utilizado a su vez por otras instituciones. Una mañana, personal de un club cercano dejó una portería metálica sin atar. Un alumno tuvo un percance con este elemento de deporte y en el accidente falleció.

En primera instancia, el Tribunal resolvió condenar a la escuela por considerar falta de atención del profesor. Sin embargo, en Audiencia deciden absolver al colegio y condenar al Club.

Es importante que los padres soliciten una copia de la póliza de seguros que se paga en la matrícula. El acceso a la información es fundamental para saber cómo actuar y cuándo corresponde reclamar indemnización accidente en el colegio. Si existen dudas al respecto, no hay que dudar en realizar una consulta con un abogado experto en la materia seguros.

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asistente Pilar de Iuris NOW ¡Hola! Mi nombre es Pilar. ¿Puedo ayudarte?Puedes llamarme al 910 053 363 o dejar tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo lo antes posible.

¿Cómo funcionamos?

Abogados certificados

Abogados certificados

Solamente te ofrecemos abogados que están especializados en tu problema y dispuestos ayudarte.

No hay sobrecostes

No hay sobrecostes

Al contactar con un abogado a través de nuestra plataforma, el precio será el mismo que haciéndolo directamente con el abogado.

Especialistas en tu materia

Especialistas en tu materia

Te ofrecemos un listado de profesionales especializados en tu problema para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades

Precio competitivo

Precio competitivo

Nuestros abogados están comprometidos con tu problema y te ofrecerán un precio muy ajustado.

//