Los motivos que tienes que saber para realizar un cambio en la base de cotización

By Adrián Garzón | Sin categorizar

Abr 12

Como autónomo debes saber cómo hacer cambios en la base de cotización y sus efectos. La base de cotización regula aspectos fundamentales de tu vida profesional.

No solo determina la cuota que tienes que pagar mensualmente, sino también la cuantía de las prestaciones a las que tienes derecho. Y entre ellas destaca la de jubilación, ya que al final de tu carrera profesional no podrás realizar más modificaciones. Te explicamos cómo realizar estos cambios en la base de cotización y sus efectos.

¿Qué es la base de cotización?

La base de cotización (BC) representa tu remuneración mensual a efectos de cotización a la Seguridad Social. En el caso de los trabajadores por cuenta ajena se identifica con su salario. Sin embargo, como autónomo puedes elegir tu BC entre la mínima y la máxima del sistema.

La cuota que aportas a la Seguridad Social se calcula aplicando unos porcentajes a tu BC. Y lo mismo se realiza para calcular la cuantía de las prestaciones o pensiones a las que puedas tener derecho.

El porcentaje que aplicas para calcular tu cuota es el tipo de cotización, y depende del concepto que cubra:

  • Contingencias comunes: 28,30 %.
  • Contingencias profesionales: 0,90 %.
  • Cese de actividad: 0,70 %.
  • Formación profesional: 0,10 %.

Por tanto, deberás abonar como cuota el 30 % de tu base de cotización. Sin embargo, conviene que conozcas los beneficios en la cotización por ser autónomo, ya que pagarás una cuota inferior en determinadas situaciones. Al final de nuestra guía para hacerse autónomo tratamos sucintamente esta cuestión.

Bases de cotización mínima y máxima

Las bases de cotización mínima y máxima se determinan anualmente. En 2019, estas cuantías son:

  • 944,40 € al mes como base mínima.
  • 4.070,10 € al mes como base máxima.

Por tanto, tu cuota oscilará entre 283,32 y 1.221,03 € al mes. Al final de este artículo te hablamos sobre la limitación de estas cuantías, que tendrá lugar a ciertas edades y bajo determinadas circunstancias.

También deberías tener en cuenta que en determinados casos se aumenta la base de cotización mínima. Esto ocurre:

  • En el caso de autónomos societarios.
  • Cuando hayas tenido a 10 o más trabajadores por cuenta ajena a tu servicio.

En ambos casos resultará de aplicación una base de cotización mínima de 1.214,10 €, lo que supone una cuota de 364,23 € mensuales.

Por último, existen reducciones de la base mínima de cotización en supuestos de pluriactividad en altas nuevas, durante los primeros 18 meses. Las bases máximas no se ven afectadas en estos casos.

¿Por qué debería cambiar la base de cotización?

Los cambios en la base de cotización tienen lugar por dos motivaciones:

  1. Ahorro en la cuota de autónomos. Si reduces tu base de cotización pagarás menos en la mensualidad de autónomos. Por ejemplo, si cuentas con instrumentos de previsión privados es razonable que prefieras pagar menos a la Seguridad Social, ya que tu pensión de jubilación dependerá de un plan de pensiones o similar.
  2. Mejora en las prestaciones. Aumentar la base de cotización mejora la cuantía de las prestaciones a las que tienes derecho. Por ejemplo, muchos autónomos incrementan sus bases de cotización cuando se acercan al final de su carrera profesional. De este modo se garantizan una mejor jubilación. Sin embargo, a partir de los 48 años se hace más complicado aumentar la base de cotización, conforme te explicaremos más adelante.

Los cambios en la base de cotización y sus efectos deben ser meditados con detenimiento. Especialmente en el caso mencionado de mejorar la jubilación, pues en determinadas situaciones no podrás superar ciertos límites. Esto provoca que la mayoría de autónomos tenga unas pensiones públicas muy reducidas, al haber preferido el ahorro en sus cuotas que la mejora en su previsión social.

Cómo cambiar la base de cotización

La base de cotización se puede cambiar mediante la presentación del modelo TC4005 en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). Iniciado el trámite podrá concluirse en la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

Los cambios en la base de cotización y sus efectos se producirán a partir del día 1 del siguiente trimestre al que se curse la solicitud (abril, julio, octubre o enero del ejercicio siguiente). En caso de que realices varios cambios solo producirá efectos el último.

Al margen de la posibilidad de cambiar la base de cotización, también podrás solicitar la revalorización de tu BC. Al solicitar la revalorización de la base de cotización, cada vez que se amplíe el máximo lo hará también tu base.

Esto permite que solicites a la Seguridad Social que se te aplique siempre la base de cotización máxima, actualizándose automáticamente. En el caso de que no estés utilizando la BC máxima, la que hayas elegido se incrementará en el mismo porcentaje en que lo haga el límite máximo del sistema.

Qué efectos tiene cambiar la base de cotización

Como hemos explicado, al cambiar la base de cotización modificarás tu cuota y la cuantía de tus prestaciones.

  • En el caso de la cuota, tan solo recordamos que se trata del 30 % de tu base de cotización. Por tanto, queda en tus manos elegir cuánto quieres pagar en el RETA, del mismo modo que ocurriría en una mutualidad profesional.
  • En el caso de las prestaciones, estas se calculan aplicando porcentajes sobre la base reguladora. Por eso, cuanto mayor sea su cuantía, mejores serán las prestaciones.

Plazos para solicitar el cambio en la base de cotización

Los trabajadores pueden realizar cuatro cambios en su base de cotización al año. Cada uno de estos cambios tendrá efecto a partir del inicio del siguiente trimestre al de solicitud. Por tanto, una vez por trimestre natural podrás presentar el modelo TC4005 para solicitar el cambio en tu base de cotización.

Ten en cuenta que estos cambios se sujetarán a ciertas limitaciones a partir del ejercicio en que tengas 47 años. Lo cual es otra razón para planificar los cambios en la base de cotización y sus efectos con antelación. Te contamos más sobre estas limitaciones.

Limitaciones a la hora de realizar el cambio de la base de cotización

Como veníamos anticipando, existen ciertos límites a los cambios en la base de cotización y sus efectos. Aunque los detallamos a continuación, queremos señalar que la prestación más afectada por estos límites es la pensión de jubilación.

Muchos trabajadores autónomos se acogen a una BC reducida durante su carrera profesional para evitar pagar una cuota elevada. En sus últimos años de trabajo incrementan esta BC, para que la pensión de jubilación se calcule sobre cuantías más elevadas y resulte más cuantiosa.

Para prevenir el fraude al que podría conducir esta práctica se establecen los límites de los que hablamos ahora. El resultado es que, como autónomo, deberías empezar a planificar tu jubilación desde antes de los 47 años. Y es que en el ejercicio en que tengas 47 años se empezarán a imponer importantes restricciones a tu capacidad de aumentar tu base de cotización.

Base de cotización de menores de 47 años

Los trabajadores menores de 47 años a fecha de 1 de enero de 2019 pueden fijar libremente su BC entre la mínima y la máxima.

Base de cotización de trabajadores con 47 años

En este caso también habrá libertad de fijación, siempre que en diciembre de 2018 aplicaran una base de cotización de 2.052,00 € o causen alta posterior.

En caso de que su base de cotización haya sido inferior el máximo a aplicar será de 2.052,00 €. Las única formas de elegir una base superior en este caso son:

  • Ejercitar la opción antes del 30 de junio de 2019, de modo que tenga efecto a partir del 1 de julio.
  • Ser cónyuge supérstite del titular del negocio. Si a causa del fallecimiento del titular te pusieras al frente del mismo dándote de alta en el RETA no se aplicará límite alguno.

Base de cotización de trabajadores de 48 años o más

En este caso las bases de cotización se ubicarán entre 1.018,50 y 2.077,80 € al mes. Las únicas excepciones son:

  • Que cotizaras previamente por una BC superior a 2.052,00 € al mes. En este caso tu base máxima será del 7 % superior a tal base de cotización, con el límite de 4.070,10 € mensuales.
  • En el caso de cónyuge supérstite ya planteado, la BC se ubicará entre 944,40 y 2.077,80 € al mes.

Base de cotización para trabajadores con 48 años o más con 5 años o más cotizados antes de los 50 años

En este caso el límite superior de tu base de cotización dependerá de la última BC que eligieras:

  • Si fue de hasta 2.052,00 €, tu base máxima será de 2.077,80 €.
  • En caso de ser superior a dicha cifra, tu base máxima será tu última BC incrementada en un 7 %.
Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.