El convenio colectivo y su importancia para el trabajador

¿Qué es y cómo se aplica un convenio colectivo en la empresa?

By Adrián Garzón | Artículos para clientes

May 29
convenios colectivos

El convenio colectivo es un acuerdo entre representantes de la empresa y los trabajadores que regula las relaciones laborales comunes. Es de vital importancia, ya que se reconoce como una fuente del derecho del trabajo.

Ello implica que para conocer algunos de tus derechos (como las vacaciones, permisos u horario) deberás consultar tu convenio colectivo. En este artículo te explicamos cómo hacerlo y qué tipos de convenios colectivos existen.

En qué consiste y cómo me afecta un convenio colectivo

El artículo 3 del Estatuto de los Trabajadores (ET) determina que los derechos y obligaciones laborales se regulan en:

  1. Leyes y reglamentos laborales.
  2. Convenios colectivos.
  3. Contratos laborales.
  4. Usos y costumbres locales y profesionales.

Debe entenderse esta enumeración como una “cascada”. Así, las leyes y reglamentos prevalecen a las otras fuentes. Y, del mismo modo, el convenio colectivo debe respetar la ley y el reglamento, pero prevalece sobre el contrato de trabajo.

Dicho esto se entenderá la importancia los convenios, que tienen fuerza vinculante a tenor del artículo 37 de la Constitución. Pero, ¿qué es un convenio colectivo?

Es la manifestación por antonomasia del derecho a la negociación colectiva laboral. Conforme al artículo 82 del ET, expresa los pactos a los que han llegado los representantes de los trabajadores y la empresa. Y en este sentido resulta obligatorio y regula, entre otras materias:

  • Jornada, horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Sistemas de trabajo, rendimiento y remuneración.
  • Régimen de trabajo a turnos.
  • Salario.
  • Funciones.
  • Mejoras voluntarias de la Seguridad Social.

¿Qué tipos de convenios colectivos existen?

El tipo de convenio depende de su ámbito de negociación y, por tanto, de eficacia. Principalmente distinguimos los convenios colectivos:

  • Sectoriales. Su ámbito de aplicación es un sector de la actividad económica. Por tanto, pueden ser estatales, autonómicos, interprovinciales, provinciales, comarcales o locales.
  • De empresa. Su ámbito de aplicación es la propia empresa.

El tipo de convenio colectivo depende de la llamada unidad de negociación, que no es más que el ámbito de los representantes que negocian el acuerdo. La ley regula las condiciones que se deben reunir para participar en esta negociación.

Sin entrar en detalles técnicos, podemos concluir que la unidad de negociación coincide con el ámbito de aplicación. Así, si el acuerdo solo ha implicado a los representantes de los trabajadores y de la empresa, estaremos ante un convenio de empresa. Como tal, no podrá aplicarse a trabajadores ajenos a la empresa, toda vez que no han podido participar en la negociación.

Por último, cabe destacar el convenio estatutario, cuyos efectos son vinculantes para todos los trabajadores y empresarios incluidos en su ámbito de aplicación. En este caso el ET requiere que las organizaciones que participen en la negociación sean mayoritarias en el sector. Su mayor fuerza radica en que los convenios extraestatutarios no tienen por qué aplicarse a trabajadores no afiliados a los sindicatos que participaran en la negociación.

Cómo puedo saber el convenio colectivo de mi empresa o sector

Para conocer el convenio colectivo aplicable en tu empresa o sector basta con que lo consultes con el departamento de recursos humanos o tu representación laboral. En principio, el convenio aplicable debería consignarse en el contrato de trabajo.

Sin embargo, los trabajadores no siempre tienen un acceso tan fácil a su convenio. En este caso conviene consultar un buscador de convenios colectivos, como el de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos.

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.