¿Quién está obligado a hacer la declaración de la renta? | Iuris NOW

¿Sabías que a lo mejor estás obligado a hacer la declaración de la renta?

By Mamen Caparrós | Artículos para clientes

Mar 29
supuestos declaración de la renta

Cada año, la mayoría de los españoles tenemos una cita ineludible con la Agencia Tributaria. Se trata de la campaña del IRPF, en la que los ciudadanos y aquellos que trabajan por cuenta propia declaran al fisco cuál ha sido el estado de su patrimonio durante ese ejercicio y qué deberes o derechos tienen con el mismo. Si tienes la obligación de declarar y no cumples, podrás ser sancionado por este organismo. Por tanto, debes tenerlo muy claro, ya que: ¿eres consciente de que a lo mejor estás obligado a hacer la declaración de la renta?

Existe una máxima en derecho que rige al ordenamiento tributario, y que dice así: “El desconocimiento de las leyes no exime de su cumplimiento”. Lo que significa que el desconocer si existe la obligación o no de presentar declaración de IRPF por parte del contribuyente en los plazos legalmente establecidos o voluntarios, no lo libera de la presentación si está obligado. Y si no lo hace, será objeto de la pertinente sanción por parte de la administración.

Por tanto, para evitar consecuencias desagradables y perjudiciales, resulta imprescindible estar bien informado. Para ello, vamos a proceder a explicar qué casos están obligados a presentar la declaración de la renta, cuáles no, y en qué fechas hay que realizar la presentación. Sigue leyendo y no te pierdas nada.

¿Estás obligado a hacer la declaración de la renta?

En principio, y de forma generalizada, están obligados a hacer la declaración de la renta todas aquellas personas físicas que sean residentes en España y tengan ingresos de algún tipo. Pero, evidentemente, existen excepciones y mínimos en los cuales no existe dicha obligación, teniendo en cuenta que se trata de un impuesto progresivo. Vamos a verlos.

Cantidad mínima para realizar la declaración de la renta

Existen determinados supuestos en los que la normativa fija unas determinadas cantidades mínimas a partir de las cuales los contribuyentes tienen la obligación de realizar la declaración. Estas son las siguientes:

22.000 euros anuales

  • Para aquellos que perciban rendimientos del trabajo personal. Es decir, si eres trabajador por cuenta ajena y son procedentes de un único pagador.
  • O bien 1.500 euros anuales en conjunto por rendimientos del trabajo personal si existen dos o más pagadores.
  • Para los perceptores de prestaciones pasivas, como son las pensiones de la Seguridad Social, o bien las prestaciones de otros organismos, como mutualidades de previsión social, etc., y que tengan retenciones determinadas mediante solicitud del contribuyente.

12.000 euros anuales

  • En el caso de que el trabajador por cuenta ajena perciba rendimientos del trabajo de dos o más pagadores por cantidades superiores a 1.500 euros anuales.
  • Cuando los rendimientos del trabajo no estén sujetos a retención por IRPF o se encuentren en los casos en los cuales se debe aplicar un tipo fijo de esta, como son, por ejemplo, los correspondientes a administradores o por impartición de cursos o conferencias.
  • En aquellos supuestos en los que se perciben anualidades por alimentos o pensiones compensatorias no exentas procedentes del cónyuge.

1.600 euros anuales

  • Para los rendimientos procedentes de las ganancias patrimoniales o aquellos rendimientos del capital mobiliario que se hayan producido y estén sujetos a retención.

1.000 euros anuales

  • Para las rentas procedentes del capital inmobiliario. Mención especial tiene este límite que en muchos casos pasa desapercibido y por tanto acarrea graves consecuencias si tienes una segunda vivienda y su valor catastral no ha sido revisado, motivo por el que tributará al 2%.
  • Rendimientos de letras del tesoro.
  • Cuando se hayan recibido subvenciones cuyo fin haya sido la adquisición de viviendas de protección oficial o las de precio tasado.
  • Aquellos que coticen por el Régimen Especial de Autónomos y hayan obtenido rentas anuales inferiores a este importe o solo hayan tenido pérdidas patrimoniales que no superen los 500 euros.

Quiénes están exentos de realizar la declaración

No están obligados a presentar esta declaración aquellas personas que tengan rentas como las anteriormente descritas y no superen las cantidades mínimas fijadas para cada una de ellas.

Aunque no esté obligado ¿Podría realizar la declaración de la renta?

Existen determinados supuestos en los cuáles, aunque no exista la obligación de realizar la declaración, sí que se debe hacer, puesto que beneficia al contribuyente. Son los siguientes:

  • El resultado de la declaración sea a devolver.
  • Que tenga derecho a aplicar determinadas deducciones, como la de inversión en vivienda habitual o doble imposición internacional, para no perder dicho derecho en años sucesivos.
  • Que haya realizado aportaciones a productos como planes de pensiones, de previsión asegurados, a patrimonios protegidos de personas con discapacidad, etc., para no perder la deducción que reduce la base imponible en otros ejercicios.

¿Cuándo se tiene que realizar la declaración?

Las fechas las publica anualmente la AEAT en su calendario del contribuyente. En 2019 la campaña comenzará el 2 de abril y finalizará el 1 de julio o el 26 de junio para aquellos que quieran domiciliar el pago.

Si deseas saber más, no dudes en contactar con nosotros. Relee el texto con atención para saber exactamente si estás obligado a hacer la declaración de la renta.

About the Author