Consecuencias de la denuncia falsa | Iuris NOW

¿Qué hago si he recibido una denuncia falsa?

Artículos para clientes

Dic 14
¿Qué consecuencias jurídicas tiene una denuncia falsa?

En los últimos tiempos estamos escuchando mucho el concepto de «denuncia falsa» debido a su aumento. Esto se debe en parte a la importancia que se está dando a los delitos de violencia de género, aunque no tiene por qué estar relacionada con este tipo de delito. En realidad se trata de un delito residual a causa de los requisitos que debe tener una denuncia para que se considere falsa. ¿Pero qué es una denuncia falsa y cómo se castiga este delito?

¿En qué consiste el delito de acusación y denuncia falsa?

El delito de denuncia falsa o acusación falsa se recoge en el artículo 456 del Código Penal. Consiste en imputar la comisión de un ilícito penal a una o varias personas ante una autoridad obligada a perseguirlo a sabiendas de que se está faltando a la verdad o de que se realiza con un temerario desprecio por la misma. El bien jurídico protegido aquí es el buen funcionamiento de la Administración de Justicia, así como el honor de la persona afectada. En la práctica, habitualmente las denuncias falsas se suelen interponer por razones como resentimiento, enemistad, motivos económicos o conseguir la custodia exclusiva de los hijos.

Para poder perseguir este delito, la autoridad judicial que conoció del delito o falta falsamente imputado tiene que haber dictado una sentencia firme de sobreseimiento o archivo. En estos casos, el juzgado valora la denuncia y las pruebas y estima que no hay indicios de que se cometió el delito denunciado, por lo que no se sigue con la instrucción.

A continuación, el mismo juez o tribunal que emite la resolución podrá proceder de oficio contra el denunciante o acusador si de la causa principal se derivan suficientes indicios de la falsedad de la imputación. No obstante, el hecho también puede perseguirse a través de la denuncia del ofendido tras el sobreseimiento o archivo de la denuncia.

No debe de confundirse la denuncia falsa con la simulación de delito. En el segundo caso, el denunciante debe simular que ha sido el autor o (más habitualmente) la víctima de una infracción penal inexistente de la que se deriven actuaciones procesales. La diferencia está en que en la simulación de delito no se imputa el ilícito penal a una persona concreta, excepto a uno mismo, en su caso. Por otro lado, tampoco debe confundirse con el delito de falso testimonio.

¿Qué requisitos debe tener una denuncia para que sea considerada falsa?

El concepto de denuncia falsa depende de que la autoridad judicial valore como tal la imputación de un ilícito penal a través de una resolución firme que implique el archivo o sobreseimiento de la causa. Este es el primer requisito, ya que es necesario probar que no se cometieron los hechos antes de demostrar si existió una intención dolosa por parte del denunciante. Sin embargo, no todas las denuncias archivadas o sobreseídas se consideran falsas.

Asimismo, según la jurisprudencia, la denuncia debe reunir otra serie de requisitos para ser denominada como falsa:

  • La imputación de los hechos punibles ha de ser manifiestamente falsa.
  • Estos hechos tienen que constituir un ilícito penal, ya sea un delito o una falta.
  • Los hechos deben ser concretos y estar atribuidos a una o varias personas determinadas e identificadas con nombre y apellidos.
  • La denuncia debe interponerse ante una autoridad (un funcionario judicial o administrativo) con obligación de perseguirla.
  • Que el denunciante actúe con mala fe y a sabiendas de la falsedad de los hechos con la intención de perjudicar a otra persona. Es decir, la intención del denunciante es delictiva.

Poner una denuncia falsa no sale gratis. ¿A qué penas te puedes enfrentar?

Efectivamente, una denuncia falsa le puede salir muy cara al denunciante. La pena prevista para este delito depende de la gravedad del delito o falta que se haya imputado falsamente. En el artículo 456 del Código Penal se establecen los siguientes castigos:

  • Imputación de delito grave: prisión de seis meses a dos años y multa de 12 a 24 meses.
  • Delito menos grave: multa de 12 a 24 meses.
  • Delito leve: multa de tres a seis meses.

¿Qué hacer en caso de recibir una denuncia falsa?

Lo primero y más importante en el caso de recibir una denuncia falsa es mantener la calma. Después se han de intentar reunir todas las pruebas e indicios de que no se ha cometido el delito que se imputa al acusado. También es importante ponerse en contacto con un abogado penalista especializado en denuncias falsas.

Sin embargo, si la denuncia falsa lleva aparejada la detención o prisión preventiva, la manera de actuar será llamar a un abogado y aportarle toda la información y contacto de personas de confianza que puedan ayudar a reunir pruebas de que el delito nunca se cometió. El abogado elaborará una estrategia de defensa encaminada a demostrar la falsedad de la denuncia.

¿Puedo solicitar una indemnización por denuncia falsa?

Como ya hemos visto anteriormente, tras la sentencia firme de sobreseimiento o archivo de la causa, el juez o tribunal que conoció del caso puede proceder de oficio contra el denunciante, sin perjuicio de que también el falsamente acusado pueda perseguir el delito a través de su propia denuncia. Además, el juez puede valorar los daños y perjuicios derivados de la denuncia falsa para establecer la indemnización. Para ello se han de tener en cuenta los efectos que ha tenido sobre la vida del acusado, tanto a nivel laboral, familiar y económico, como sobre el daño a su imagen, prestigio, honor, buen nombre y otros detalles que se deben tener en cuenta.

¿Te ha resultado útil esta publicación?