El procedimiento de expropiación realizado por el ayuntamiento

By Paco Magar | Sin categorizar

Jun 19
Procedimiento de expropiación por ayuntamiento

La expropiación por ayuntamiento es la transferencia coactiva de un bien o derecho privado de una persona o colectivo al Estado, en este caso a la propiedad municipal. Pero, ¿cómo se regula este procedimiento y cuáles son los derechos del usuario expropiado?

La Ley establece el derecho de expropiación de un patrimonio o interés legítimo de un titular a cambio de una indemnización. Se estima el valor de acuerdo a los precios actuales de mercado y se acumula interés por atraso en el pago. Es un procedimiento legal justificado en beneficio del bien social o interés público.

¿En qué casos puede expropiar un ayuntamiento?

Una Comunidad Autónoma puede utilizar una expropiación para sí misma o para terceros, solo en caso de ser necesarios para utilidad pública o interés social. Estas causas deben estar declaradas por Ley, más allá de su existencia implícita en el plano de reformas urbanísticas. Entre algunas de las causas más comunes, se encuentran:

  • Expropiaciones del ayuntamiento por urbanismo.
  • Con el objetivo de traslado de poblaciones.
  • A causa de fines industriales.
  • Colonización o realización de obras públicas.
  • Por razones de defensa nacional o seguridad.
  • Ocupaciones temporales.

En todos los casos de expropiación por ayuntamiento, el titular expropiado debe recibir a cambio un jurisprecio acorde al bien o interés. Del mismo modo, aquellos casos en los que se desaparezca la utilidad pública, el titular tiene el derecho de reversión. Es decir, si después de un período de tiempo se demuestra que el bien expropiado pierde su carácter de interés social, se puede devolver a su titular original.

¿Qué bienes u objetos se pueden expropiar?

Se consideran objetos de expropiación por el ayuntamiento los terrenos rurales o urbanos, los bienes inmuebles y también los derechos e intereses legítimos. La ley de expropiación forzosa hace extensivo el acto a las facultades parciales de dominio susceptible de valor patrimonial.

Asimismo, se establece que quedan excluidos los derechos de carácter personal como las obligaciones de hacer o los derechos de la personalidad. También aquellos bienes que tienen carácter público están excluidos de este procedimiento hasta tanto sean desafectados de su destino social.

¿Cómo saber si me van a expropiar?

El procedimiento de la expropiación requiere en primera fase de la declaración de necesidad de ocupación. La Administración determina y justifica los bienes y derechos objeto de expropiación por el ayuntamiento. Esta información debe tomar carácter público mediante publicidad con el objetivo de que todas las personas interesadas tomen conocimiento.

Se realiza una publicación en los tablones de anuncios de los ayuntamientos por un plazo de 15 días. Al cierre de la misma comienza a correr un plazo de 29 días para el recibimiento y análisis de alegaciones.

En la negociación, titular y Administración deberán acordar el valor del objeto de expropiación conocido como jurisprecio. Una vez realizado el pago se puede proceder se procede a la ocupación. Si no hay acuerdo, los plazos se prolongan.

¿Puede un ayuntamiento expropiar un terreno?

Un ayuntamiento puede expropiar un terreno, ya sea en zona rural o urbana, siempre que se justifique el procedimiento legal y demuestre el interés social o bien público. Algunas de las causas más frecuentes de expropiación de terrenos son la construcción de nuevas carreteras o zonas industriales. Es importante aclarar que el jurisprecio que se acuerde está delimitado por el valor de lo que hay en él y no por las expectativas.

La ejecución requiere de autorización judicial cuando los bienes se encuentran protegidos por régimen de inviolabilidad de domicilio. Si no fuese este el caso, el ayuntamiento puede tomar posesión con comprobante de pago aún con la ayuda de las Fuerzas y Seguridad del Estado ante la resistencia del propietario.

¿Cuánto tarda una expropiación?

La expropiación por el ayuntamiento no tiene plazos exactos. debido a la cantidad de instrumentos legales a los cuales se puede recurrir. En el caso de que el expropiado y el Estado lleguen a acuerdos inmediatos, en cuestión de meses se consigue la ocupación previo pago de una indemnización justa.

Sin embargo, cuando no hay acuerdos los tiempos se extienden incluso hasta varios años. En especial, el problema se da en los procesos burocráticos relativos a las notificaciones fuera de plazo que retrasa las ejecuciones.

La expropiación forzosa y el justiprecio

Debido a estos inconvenientes se hace cada vez más uso de la Expropiación forzosa para ocupar los bienes sin mediación de acuerdo de pago. Un recurso que genera una malversación de fondos públicos. El jurisprecio a pagar se incrementa con los intereses por demora y el Estado paga valores exagerados por el suelo.

También existen casos en los que se dio acuerdo en el jurisprecio pero no se procedió al pago. El mismo debe ser realizado dentro de los 6 meses siguientes a su fijación. A partir de allí comienzan a correr los intereses por demora. Transcurridos 4 años, el propietario tiene el derecho de solicitar una retasación de los bienes, derechos o intereses legítimos a expropiar.

About the Author

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas, inversiones y finanzas. Técnico especializado en Marketing. Titulado en Nutrición.