¿En qué consiste la jubilación anticipada y cuándo se puede solicitar?

Requisitos de la jubilación anticipada y la edad para poder hacerlo

By Maria del Carmen Jiménez Segurado | Artículos para clientes

Abr 03
requisitos jubilación anticipada

Aunque dicen que el trabajo es salud, no vamos a negar que sentimos cierta envidia cuando vemos a las personas que ya han terminado su vida activa y han pasado a la jubilación. Pero esta situación no se da igual en todos los casos. Existe lo que se denomina jubilación anticipada y vamos a ver más detalladamente en qué consiste y cómo se pude acceder a ella.

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación es el final de la vida activa de una persona por haber alcanzado la edad legal para ello. 

En 2019 la edad de jubilación está en 65 años y 10 meses. Durante los próximos años se incrementarán dos meses más por cada año, hasta llegar al límite de 67 años en 2027.

Con la ampliación de la edad de jubilación se intenta liberar un poco a las Arcas Públicas del coste que supone tener que pagar millones de pensiones de jubilación. Pero es posible que esta medida no sea suficiente, así que seguramente en los próximos años veamos nuevos cambios.

Al margen de lo anterior, existen casos en los que una persona puede llegar a jubilarse antes de alcanzar la edad legal para ello. Es entonces cuando hablamos de una jubilación anticipada, figura que no debemos confundir con la prejubilación.

Que un trabajador deje la vida activa antes de tiempo implica que va a pasar a depender de una pensión pública. Por eso se “sanciona” en cierta medida esta decisión y se reduce un porcentaje de la pensión. 

El coeficiente reductor tiene como objetivo compensar el hecho de que, normalmente, si una persona se jubila antes de tiempo estará cobrando la pensión durante más años.

La jubilación anticipada voluntaria y la jubilación anticipada forzosa

Antes de ver los requisitos que se deben cumplir para acceder a esta situación conviene aclarar que la jubilación anticipada puede darse de forma voluntaria e incluso de forma involuntaria.

Jubilación anticipada voluntaria

Es aquella en la que es el propio trabajador el que decide dar por finalizada su vida activa. Pueden acogerse a ella tanto los trabajadores por cuenta ajena como los autónomos.

Jubilación anticipada forzosa

En este caso el trabajador cercano a la edad de jubilación se queda sin empleo por causas ajenas a su voluntad y por ello puede optar por retirarse definitivamente de la vida activa.

Se puede dar en los siguientes casos:

  • En caso de despido colectivo por razones técnicas, organizativas o de producción.
  • En los supuestos de despido objetivo por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Extinción del contrato por causa de fuerza mayor.
  • Debido a la jubilación, incapacitación o muerte del empresario si esto conlleva la desaparición de la personalidad jurídica de la empresa.
  • Las víctimas de violencia de género que tengan que abandonar su puesto de trabajo para proteger su integridad y su vida.

Jubilación anticipada por desempleo

La jubilación anticipada por desempleo está dentro de los casos de jubilación anticipada involuntaria o forzosa.

Se entiende que las personas que están en esta situación tienen un difícil encaje en el mercado laboral debido a su edad, por lo que se les facilita el terminar su vida en activo y tener la tranquilidad de que van a cobrar una pensión pública que supla su falta de recursos económicos por no tener trabajo.

Como veremos luego, esta medida está reservada a aquellos que tengan cotizados  al menos 33 años y que estén muy próximos a la edad legal de jubilación.

¿Cómo saber si me puedo jubilar anticipadamente y cuándo solicitarlo?

Requisitos para la jubilación anticipada voluntaria

  • Tener una edad que no supere en menos de dos años la edad legal de jubilación en el momento de solicitarla. En 2019 pueden acceder al retiro anticipado los trabajadores que tengan cumplidos 63 años y 8 meses.
  • Estar en situación de de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada al alta.
  • Haber cotizado 35 años y que al menos 2 de ellos estén comprendidos en los 15 años inmediatamente anteriores a la jubilación.
  • Tras aplicar el coeficiente de reducción por jubilación anticipada la pensión resultante debe ser superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería en caso de jubilarse a la edad legal. Si no es así, el interesado tendrá que seguir trabajando.

Requisitos para la jubilación anticipada forzosa

  • Tener una edad que no supere en menos de cuatro años la edad legal de jubilación en el momento de solicitarla.
  • Estar inscrito como demandante de empleo durante al menos seis meses antes de solicitar la jubilación. Es decir, estar en una situación asimilada al alta.
  • Haber cotizado 33 años y que al menos 2 de ellos se hayan cotizado en los 15 años inmediatamente anteriores al momento de la jubilación.
  • Que el cese en el trabajo se haya dado por causa ajena a la voluntad del trabajador y más concretamente por alguna de las causas que se han señalado en el epígrafe anterior.

Requisitos para la jubilación anticipada de trabajadores con discapacidad

Podrán jubilarse anticipadamente y sin que esto suponga una penalización en la cuantía que les corresponde cobrar, los trabajadores con discapacidad que cumplan los siguientes requisitos:

  • Tener cumplidos 56 años si tienen reconocida una discapacidad del 45 % si han cotizado con esas condiciones durante al menos 15 años.
  • Los trabajadores con discapacidad entre 46 % y 64 % se pueden jubilar adelantando 0,25 años por cada año cotizado en condiciones de discapacidad. El coeficiente sube a 0,50 si la discapacidad es igual o superior al 65 % y se necesita de la asistencia de otra persona para realizar los actos normales de la vida diaria. En ningún caso podrá darse la jubilación antes de los 52 años.

Casos especiales de jubilación anticipada

Existen casos en los que debido a la naturaleza del trabajo realizado (que es tóxico, peligroso, insalubre o penoso) es conveniente que la vida activa de los empleados acabe antes.

Los convenios colectivos suelen regular este tipo de situaciones y fijar una edad concreta a partir de la que se puede acceder a la jubilación anticipada. Pero por imperativo legal nunca puede ser antes de los 52 años.

Esto se suele dar en los sectores de:

  • Minería.
  • Artistas y toreros.
  • Trabajadores ferroviarios.
  • Personal de vuelo.
  • Policías.
  • Bomberos.

¿Cuánto dinero se pierde por jubilarse antes de tiempo?

Se aplica lo que se conoce como coeficiente reductor. Un porcentaje que hay que aplicar a la base reguladora para calcular el importe total de la pensión.

Con esta medida se busca reducir el número de jubilaciones anticipadas para reducir el número de pensionistas. Además, no hay que olvidar que esta reducción se aplicará en la pensión para siempre.

Coeficiente reductor en la jubilación anticipada voluntaria

  • 2 % por trimestre si se han cotizado menos de 38 años y 6 meses.
  • 1,875 % por trimestre si se han cotizado entre 38 años y 6 meses y 41 años y 6 meses.
  • 1,750 % por trimestre si se ha cotizado entre 41 años y 6 meses y 44 años y 6 meses.
  • 1,625 % por trimestre si se han cotizado más de 44 años y 6 meses.

Coeficiente reductor en la jubilación anticipada forzosa

  • 1,875 % por trimestre si se han cotizado menos de 38 años y 6 meses.
  • 1,750 % por trimestre si se han cotizado entre 38 años y 6 meses y 41 años y 6 meses.
  • 1,625 % por trimestre si se ha cotizado entre 41 años y 6 meses y 44 años y 6 meses.
  • 1,500 % por trimestre si se han cotizado más de 44 años y 6 meses.

¿Cómo se solicita la jubilación anticipada?

El reconocimiento del derecho le corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o al Instituto Social de la Marina (ISM) si se trata de trabajadores incluidos en el Régimen Especial del Mar.

En todos los casos hay que presentar:

  • DNI.
  • Justificante de pago de cotizaciones de los 3 últimos meses o del cese del trabajo.

En el caso de jubilación anticipada con bonificación de edad y por enfermedad especial:

  • Certificado de empresa que acredite la categoría profesional.
  • Certificado de discapacidad.
  • Acreditación de la necesidad de ayuda por parte de terceras personas.

Si es una jubilación anticipada forzosa:

  • Acreditación de que la relación laboral acabó por causa ajenas a la voluntad del empleado.
  • Certificado de empresa y recibo de indemnización (esto último sólo si corresponde cobrar dicha indemnización).

La solicitud se presenta en modelo oficial ante la Dirección Provincial del INSS que corresponda. Una vez reconocido el derecho a percibir la pensión, la misma tendrá un carácter vitalicio.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

About the Author