Descubre las preguntas más frecuentes sobre el latigazo cervical y sus consecuencias

By Adrián Garzón | Sin categorizar

Nov 13

El latigazo cervical es una de las lesiones más frecuentes tras un accidente de tráfico. Se produce cuando, a consecuencia del impacto o un movimiento brusco, alguno de los ligamentos de la zona cervical se desgarra.

En ocasiones, se emplea el término para designar un esguince en esta zona o una cervicalgia, también comunes en los alcances traseros. Te contamos cuáles son los síntomas de esta lesión y cómo realizar la correspondiente reclamación si has sufrido un accidente de circulación.

Síntomas del latigazo cervical

El latigazo o esguince cervical se produce debido al movimiento brusco del cuello y la cabeza al recibir un impacto. El desgarro de ligamentos o la contractura muscular provoca un dolor en la zona, que puede ir asociado a mareos y dolores en la zona afectada, así como en la cabeza.

Además, estos dolores pueden expandirse por la espalda y a los brazos, especialmente como consecuencia de la contracción muscular. Los síntomas suelen ir aparejados a una disminución de la movilidad, generalmente por el dolor padecido.

El problema de esta lesión es que es difícil de detectar en el momento, por los siguientes motivos:

  1. Los dolores no siempre aparecen instantáneamente. Así, es frecuente que comiencen a padecerse a las horas del impacto, e incluso al día siguiente, cuando se ha enfriado y relajado la musculatura.
  2. Las pruebas diagnósticas no son precisas a la hora de detectar estas lesiones. Así, una radiografía puede mostrar indicios de la lesión, pero no son determinantes de la misma en la medida en que estos pueden estar presentes en personas sanas.

Tratamiento del latigazo cervical

Dado que estas lesiones generan molestias en diverso grado, suele tratarse con antiinflamatorios e inmovilización de la zona. Sin embargo, existen estudios que señalan que el collarín debe utilizarse de modo muy restrictivo, porque puede ayudar a reducir molestias, pero parece ineficiente para mejorar el proceso de curación.

Por eso, la opinión médica se debate entre el reposo y el ejercicio como el mejor modo de acelerar la sanción. En cualquier caso, esta dolencia no suele dejar secuelas, y solo en casos puntuales se cronifica.

Los mareos suelen remitir en pocos días, mientras que el dolor y la movilidad reducida podrían persistir durante unas semanas. Este motivo hace recomendable la solicitud de una baja.

Tiempo medio de baja con un latigazo cervical

La duración de la baja por una cervicalgia depende mucho de cada persona. Y es que las circunstancias personales y el estado de salud de cada cual puede determinar un tiempo de curación más corto o más dilatado.

Sin embargo, es habitual que las bajas duren entre dos y cuatro semanas (algunas llegan a los dos meses), cuando el alcance es de cierta magnitud o los síntomas son considerablemente molestos.

Debes tener en cuenta que el tiempo de baja es aquél en que no estás trabajando, período durante el cual no cobrarás tu nómina o subsidio sino la prestación correspondiente por incapacidad temporal (IT).

Indemnización por latigazo cervical en un accidente

La indemnización por un accidente de circulación varía mucho en cada ocasión. Sin embargo, para calcularlo hay que computar:

  1. Si existen secuelas, se empleará el baremo de tráfico para calcular la indemnización. En los casos de cervicalgia pueden reconocerse uno o dos puntos, siempre que acredites la secuela. Este tipo de indemnizaciones puede alcanzar los 1.800 euros.
  2. En cualquier caso, existirá una indemnización diaria para compensar cada día impeditivo, que es aquel en el cual, como decíamos antes, no puedes trabajar, cobrando la prestación por IT. La indemnización diaria es de 52 euros, que tendrás que multiplicar por cada día de duración de la baja.
  3. Normalmente, tras estos días puedes volver al trabajo, pero puede que sigas necesitando tratamiento durante un tiempo, y que no te hayas recuperado por completo. Estos días son los llamados “no impeditivos”, y también te dan derecho a recibir una indemnización menor (30 € diarios).

En definitiva, la indemnización por una cervicalgia o similar se obtendrá calculando cada una de estas partidas y sumándolas.

Por supuesto, a esta indemnización debe añadirse la correspondiente a los daños materiales (tu vehículo y su contenido) y, en su caso, a los daños morales. La indemnización por los daños materiales es relativamente fácil de valorar, aunque podrías necesitar a un perito tasador. Respecto a los daños morales, suelen ser más difíciles de reclamar, pero un abogado ágil podría intentarlo. Consulta tu situación particular con tu letrado para que te informe.

Cómo reclamar los daños y perjuicios causados por un latigazo cervical

Para reclamar con éxito los daños y perjuicios causados por un latigazo cervical, debes movilizar:

  1. A tu seguro. Probablemente te ofrezca asistencia letrada, y lo más normal es que puedas designar a un abogado de tu confianza. Cosa que te recomendamos.
  2. A tu abogado. Como decimos, lo mejor es que lo designes personalmente, porque te asegurarás un trato más cercano y un mayor compromiso con tu situación.
  3. A un perito médico. Lo mejor a la hora de hacer estas reclamaciones es que un facultativo te reconozca y valore la indemnización conforme al baremo de tráfico.

La vía de reclamación es la acción civil, que podrás iniciar por medio de tu abogado y tu procurador. En sede judicial, estos se encargarán de demostrar que existió la lesión aducida, y luego tendrán que valorarla.

Por eso son de especial importancia todos los informes médicos que puedas recabar, así como la tasación por un perito facultativo. De hecho, el art. 135 del citado baremo supedita la indemnización de los traumatismos cervicales menores a que un informe médico acredite su existencia.

En cualquier caso, nuestra recomendación si sufres un alcance es que acudas inmediatamente al médico. Sigue sus indicaciones y recopila toda la documentación que te extiendan. Ten en cuenta que los síntomas podrían tardar entre unas horas y un par de días en manifestarse, de modo que es mejor no confiarse.

Posteriormente, acude a un abogado que domine cuestiones de tráfico para que te asista, aunque no podrás hacer tu reclamación hasta que no te recuperes y se manifiesten (de haberlas) las secuelas de tu latigazo cervical.

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.

Leave a Comment:

(0) comments

Add Your Reply

Leave a Comment: