El derecho a mentir en un juicio | Iuris NOW

¿Se puede mentir en un juicio? ¿Quién puede hacerlo?

Artículos para clientes

Dic 14
¿Quién puede mentir en un juicio?

Cuando alguien es llamado a testificar en un juicio lo primero que hace el juez es preguntarle si jura o promete decir la verdad. Sin embargo, la Constitución Española establece que las personas que compadecen en juicio en calidad de acusados pueden valerse de todos los medios de prueba pertinentes para su defensa. En otras palabras menos técnicas: los denunciados, acusados, encausados e investigados pueden mentir en el proceso judicial.

¿La acusación y testigos tienen el derecho a mentir en un juicio?

Si te estás preguntando cómo se llama el delito de mentir en un juicio, se trata del delito de falso testimonio. Este delito se recoge en el artículo 458 del Código Penal, que castiga a los testigos que falten a la verdad en su testimonio en una causa judicial. El bien jurídico protegido aquí es el buen funcionamiento de la Administración de Justicia.

En estos supuestos, la acusación está sujeta a las mismas obligaciones que los testigos. Sin embargo, en el proceso civil y en el laboral puede mentir tanto la parte que ha interpuesto la demanda como la parte demandada, aunque esto conlleva ciertas consecuencias, como veremos más adelante.

La doctrina define al testigo como una persona física ajena al proceso que es citada por el órgano judicial correspondiente para que preste declaración sobre hechos pasados que presenció o experimentó a través de los sentidos. Estos hechos han de ser relevantes para el proceso penal en cuanto a la prueba y comisión de los hechos punibles. Para demostrar que el testigo mintió en juicio y poder condenarle es necesario probar que mintió con dolo. Es decir, que era consciente de que lo que estaba manifestando era falso, con el fin de ayudar al acusado en el proceso penal o a alguna de las partes en un litigio civil.

El falso testimonio también se castiga si los que faltan a la verdad son los peritos o los intérpretes, tal y como establece el artículo 459 del Código Penal. Por otro lado, también se castiga el falso testimonio parcial, y los casos de inducción y provocación a través de presentación en juicios de testigos falsos, ya sea por las partes o los acusados.

¿Qué consecuencias conlleva mentir en un juicio?

Mentir en un juicio penal y mentir en un juicio civil implica diferentes consecuencias. La pena por mentir en un juicio civil será de prisión de seis meses a dos años, además de multa de tres a seis meses. Sin embargo, si el testigo no ha faltado sustancialmente a la verdad, pero la ha alterado con reticencias, inexactitudes o callándose hechos o datos relevantes que estuvieran en su conocimiento, el castigo consistirá en una multa de seis a 12 meses. Asimismo, en ciertos supuestos también puede aplicarse una suspensión de empleo o cargo público, profesión u oficio de seis meses a tres años.

Por otro lado, si el testigo miente en un proceso penal se impondrá una pena de prisión de uno a tres años y también una multa de seis a 12 meses. Además, en el caso de que no falte del todo a la verdad, sino que la haya ocultado parcialmente (como en el caso anterior), será castigado con pena de multa de seis a 12 meses y, en su caso, suspensión de empleo o cargo público, profesión u oficio de seis meses a tres años.

Otras penas reconocidas por el Código Penal

Estas mismas penas serán de aplicación si el falso testimonio se produjera ante tribunales internacionales. Por su parte, cuando los testigos e intérpretes falten a la verdad maliciosamente en su informe o traducción, estas penas se impondrán en su mitad superior y serán castigados con la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio, empleo o cargo público de seis a doce años.

Por último, como ya habíamos señalado, en los procesos civiles y laborales pueden mentir tanto el demandante como el demandado. Pero en el juicio civil, si se le da a una de las partes la razón a causa de la mentira, se la condenará en costas automáticamente. En cambio, en el juicio laboral solo se condenará en costas a la parte que miente si el juez entiende que quien ha interpuesto la demanda lo ha hecho de forma de temeraria.

¿Por qué tienen el derecho a mentir los acusados?

Como ya se ha explicado, solo podrán mentir los denunciados, encausados, investigados y acusados en un proceso. Esto se deriva del derecho reconocido en el artículo 24.2 de la Constitución Española a utilizar los medios de prueba oportunos para su defensa, a no declarar contra sí mismos y a no confesarse culpables. Es decir, que indirectamente la Constitución reconoce que pueden mentir. Si eligen mentir y el juez se da cuenta, no podrán ser castigados con una pena más elevada por ese motivo.

No obstante, si cualquiera de las partes presenta a sabiendas testigos falsos o peritos o intérpretes «comprados», será castigado con las mismas penas que ellos. Es decir, que el acusado puede mentir, pero solo a través de sí mismo, no de terceros.

¿Te ha resultado útil esta publicación?