Quitar el apellido del padre a su hijo con éxito en España - Iuris NOW!

¿Es posible quitar el apellido del padre a un hijo?

By Adrián Garzón | Artículos para clientes

Mar 20
Cómo quitar el apellido del padre a un hijo

Quitar el apellido del padre a un hijo no es una cuestión sencilla. Sin embargo, tampoco es imposible, pues existen dos vías para tener éxito. Por eso vamos a analizar detalladamente cuáles son los derechos de los hijos respecto a sus apellidos y cómo proceder a cambiar o quitar el apellido.

El apellido paterno de los hijos

La mayoría de personas que quieren quitar el apellido del padre a sus hijos alegan razones emocionales o morales. Es frecuente que el padre haya desaparecido o que no se haga cargo de sus descendientes, y omitir su apellido parece una forma de desvincularse del mismo.

Sin embargo, como en cualquier cuestión relativa a los derechos de los menores, hay que señalar que siempre debe primar el interés del menor. Es decir, no se puede retirar el apellido del progenitor por mantener una mala relación con él, sino que es necesario que ello beneficie al niño.

Incluso en el caso de los mayores de edad existen complicaciones, ya que el apellido forma parte de los derechos de la persona. El Tribunal Constitucional se ha pronunciado en numerosas ocasiones señalando que “el derecho al nombre forma parte del conjunto de los derechos de la persona, y más concretamente, en el ámbito fundamental a la propia imagen del art. 18.1 de la Constitución Española”. Véase la STC 167/2013, de 7 de octubre.

Es más, existe jurisprudencia europea (STJUE de 22 de diciembre de 2010, C-208/09, Sayn-Wittgenstein, ap. 52) en esta línea. El TJUE señala que el apellido es un elemento constitutivo de la identidad y vida privada de la persona. Como tal viene amparado por:

  • El artículo 7 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
  • Y el artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales.

También recoge esta protección el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos. Por ejemplo en su Sentencia Burghartz c. Suiza de 22 de febrero de 1994.

En definitiva, el apellido paterno está internacionalmente protegido.

Entonces, ¿no se puede quitar el apellido del padre?

En un sentido estricto, no. Ahora bien, el establecimiento de los apellidos se regula en los arts. 55 LRC, 194 RRC y 109 CC. De su lectura podemos derivar:

  • Que se puede alterar el tradicional orden de los apellidos, anteponiendo el de la madre al del padre. Para ello habrá que ejercer la opción antes de inscribir al primogénito en el Registro Civil.
  • Pero que los apellidos de cualquier persona, en todo caso, se corresponden con los de sus progenitores.

Por tanto, queda una puerta abierta para quitar el apellido del padre, que es impugnar su paternidad. En este sentido, recomendamos observar el caso expresado en el F. D.º 2º del reciente Auto de 13/02/2019 de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo.

Describe una situación en que la declaración de filiación extramatrimonial determina la rectificación de los apellidos de una menor. Así, se excluye el apellido de su madre no biológica imponiéndose el del padre biológico.

Por otro lado, la SAP de Zamora n.º 387/2018 resuelve un asunto contrario: el padre reniega de la paternidad, con lo que el Juzgado de Zamora ordena al Registro Civil local que suprima el apellido paterno.

Las consecuencias de eliminar la filiación

Dado que para quitar el apellido del padre es necesario eliminar la relación de filiación, es importante dar a conocer todas las consecuencias. Como señala la Sentencia zamorana recurrida en la SAP n.º 387/2018 citada, eliminar el vínculo paterno-filial supone:

  • Cesar en la prestación de alimentos.
  • Y en cualquier otra medida inherente a la patria potestad.

Esto significa que no se podrá reclamar una pensión alimenticia ni asistencia de ningún tipo al anterior padre. Además, los hijos perderán todos los derechos sucesorios respecto de esta persona. Esto, evidentemente, no perjudica la pensión compensatoria ni los derechos a prestaciones de la Seguridad Social que hubiera entre los cónyuges tras una eventual crisis matrimonial.

El supuesto excepcional: la intervención del Gobierno para quitar el apellido del padre a su hijo

Si has consultado las fuentes que hemos ofrecido hasta el momento, habrás visto que el art. 55 de la LRC autoriza al cambio de apellidos en circunstancias excepcionales.

Este procedimiento es un mecanismo de garantía ante situaciones graves, y se resuelve mediante Real Decreto, emitido a propuesta del Ministerio de Justicia previa audiencia al Consejo de Estado. En caso de que el motivo para el cambio tenga que ver con la violencia de género bastará con obtener una Orden del Ministro de Justicia.

Pasos para quitar el apellido del padre a su hijo

Si tan solo quieres alterar el orden de los apellidos, deberás ejercitar la opción ante el Registro Civil. Basta con que lo indiques antes de realizar la inscripción de la filiación, pues es un trámite sencillo pero no se puede realizar tras esta inscripción. En caso de ejercitar esta opción, afectará a los demás hijos nacidos de la unión.

En caso de no ejercitar la opción, el cambio tendrá que solicitarse:

  • Por ambos progenitores, de común acuerdo.
  • O por el interesado mayor de edad.

Si no existe acuerdo o el hijo sigue siendo menor de edad habrá que pasar por los tribunales o recurrir al Ministerio de Justicia. Si vas a acudir al Ministerio de Justicia recuerda que, en los casos de violencia de género, conviene disponer de una medida de alejamiento. Esto facilitará el trámite, ya que la eliminación del apellido podrá acordarse por Orden del Ministro en lugar de Real Decreto del Gobierno.

Pero recuerda que no es lo mismo cambiar los apellidos que su orden. Por tanto, si lo que quieres es quitar el apellido del padre  su hijo tendrás que:

  • Impugnar su paternidad judicialmente, solicitando en consecuencia que se elimine su apellido.
  • O solicitarlo al Ministerio de Justicia al concurrir violencia de género o circunstancias excepcionales.

Requisitos esenciales para que te lo concedan

Aunque hay situaciones en las que se puede cambiar el apellido (cuando corre el riesgo de desaparecer siendo español, cuando es indecoroso…), lo cierto es que el nuevo apellido tendrá que venir de la línea paterna. Claro, que se puede prescindir de esta norma bajo circunstancias extraordinarias, donde lo que se hace es quitar el apellido del padre directamente. Para ello es fundamental que se actúe en interés del menor y que este se encuentre en una situación de extraordinaria o urgente necesidad.

Requisito jurisprudencial: acreditar que se actúa en interés del menor

El Tribunal Supremo ha mantenido reiteradamente que “si no consta ese beneficio [del menor], no existe razón para alterar el primer apellido con el que viene identificado el menor” (STS de 28 de octubre de 2016).

En este sentido hay que considerar las resistencias de la doctrina al cambio de apellidos. Véase la SAP Barcelona n.º 1148/2018, de 14 de diciembre, que denegó un cambio de orden de los apellidos de una niña de dos años. Y ello porque consideró que ya era identificada por los mismos en la guardería, el centro de salud y la documentación pública.

Así, no basta con demostrar que el cambio no es perjudicial, sino que hay que hacer constar el beneficio del que gozará el menor con el cambio (STS 266/2018, de 9 de mayo).

Requisito reglamentario: extraordinaria y urgente necesidad

Para acceder al amparo ministerial o gubernamental deberán concurrir circunstancias excepcionales. Por supuesto, será tu deber acreditarlas, y se reputarán como tales:

  • Víctimas de violencia de género o sus descendientes. Deben vivir o haber vivido en un hogar donde se produjera tal violencia.
  • Aquellas circunstancias excepcionales o situaciones urgentes que requieran la obtención de esta autorización.

En caso de que se obtengan medidas de alejamiento podrás solicitar al Ministerio que elimine el apellido paterno. Esta opción es más rápida y fácil que la del Real Decreto, que requiere poner en marcha al Gobierno entero. Sin embargo, como indicamos, necesitarás haber obtenido el reconocimiento de tales medidas.

En conclusión: quitar el apellido del padre es posible. Sin embargo, puede tener consecuencias de extremada gravedad. Además, dado que el apellido paterno es un derecho del menor, habrá que demostrar que esta operación le beneficia de algún modo. Y es que en nuestro ordenamiento siempre rige el principio de protección del interés del menor.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.