¿Cómo recurrir una multa de aparcamiento?

By Adrián Garzón | Sin categorizar

Oct 02

El derecho a recurrir una multa de aparcamiento asiste a todo aquél que considere que ha sido multado injustamente. Las multas son sanciones administrativas, de modo que deben sujetarse al procedimiento legalmente establecido.

La infracción castigada por estas sanciones es el aparcamiento en zonas o situaciones en que no puede estacionarse el vehículo. Estas sanciones se comunican en el propio vehículo o en el domicilio, momento en que comienza a correr el plazo de 20 días naturales para presentar alegaciones.

El breve plazo para recurrir una multa de aparcamiento se ve agravado por el hecho de que el pago voluntario renunciando al recurso conlleva un descuento del 50 % de la cuantía de la sanción. Recuerda que siempre es recomendable consultar a un especialista en tráfico.

Casos en los que se puede recurrir

Puedes recurrir una multa siempre que consideres que no se han respetado la normativa de aparcamiento o el procedimiento establecido para imponer la sanción.

La propia notificación de la denuncia debe incluir, entre otros extremos:

  • La identificación de la infracción cometida, así como del vehículo, del agente interviniente y de la fecha, hora y lugar de la infracción.
  • Una relación de los recursos procedentes contra la misma, así como del plazo para interponerlos.

Por tanto, podrás emplear los recursos que señale cuando la infracción no se haya cometido o la sanción sea injusta.

Pasos para recurrir

Para recurrir debes presentar tu escrito de alegaciones en el plazo establecido. En él te identificarás a ti y a la sanción que impugnas. También debes argumentar (y probar) por qué la sanción es improcedente.

Entre tus argumentos podrás incluir:

  • Elementos de hecho, como que el agente se ha equivocado de vehículo o que la señal o indicación de que estaba prohibido aparcar se había retirado o no resultaba visible.
  • Elementos formales, como que faltan elementos esenciales en el boletín de denuncia o que se ha incumplido el procedimiento administrativo regulado en el RDLeg 6/2015.

Ten en cuenta que las alegaciones no son un recurso propiamente dicho, sino una manifestación de hechos y razones que deben tenerse en cuenta al redactar la propuesta de resolución.

Si al resolver el expediente la Administración decide sancionarte será cuando podrás presentar el recurso de reposición. Este es el verdadero acto para recurrir una multa de aparcamiento.

El recurso de reposición se plantea en el plazo de un mes desde la notificación de la resolución, ante el órgano que dictara la sanción, que lo resolverá en otro mes. Ten en cuenta que no se admitirán alegaciones que no hayas hecho antes.

Qué sucede si no se gana el recurso

En caso de que el recurso sea desestimado, todavía te queda la vía contencioso-administrativa. Sin embargo, debes saber que esta vía es judicial.

De modo que tendrás que pagar preventivamente la multa, así como contar con un abogado y procurador. Si ganas el juicio se te devolverá el dinero, pero si lo pierdes podrás ser condenado en costas.

Ello implica que esta vía es más cara y larga, de modo que solo se recomienda acceder a ella para recurrir una multa de aparcamiento previo asesoramiento legal.

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.

Leave a Comment:

(0) comments

Add Your Reply

Leave a Comment: