Recurrir una multa por consumo o tenencia de drogas

By Adrián Garzón | Sin categorizar

Nov 27
Recurrir multa por consumo de drogas

Recurrir una multa por consumo de drogas o por tenencia de las mismas puede salirte a cuenta, teniendo en cuenta los elevados importes de las sanciones establecidos en la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (LSC).

Si te han puesto una denuncia por estas materias, lo mejor será que contrates un abogado especialista en la materia. Mientras el tema no ascienda a delito contra la salud pública, podrás recurrirla en vía administrativa.

¿Qué conductas son objeto de sanción?

La LSC señala como conductas prohibidas:

  • El consumo de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares y establecimientos públicos.
  • La tenencia de tales sustancias en los mismos lugares, así como el abandono de las mismas.

De modo que la policía puede imponerte una sanción por la mera tenencia de drogas, así como por deshacerte de un chivato o una papelina para que no te pillen. No es necesario que estés consumiendo estas sustancias o que estén destinadas al tráfico, conforme a lo que cree mucha gente.

Sin embargo, si te extienden una denuncia, todavía podrás recurrir la multa por consumo de drogas, como te explicamos en este artículo.

El delito de tráfico de drogas

Es muy importante diferenciar las infracciones administrativas de consumo o tenencia de drogas de la figura delictiva asociada a estas conductas. El artículo 368 del Código Penal tipifica como delito contra la salud pública:

  • Cultivar o elaborar drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
  • Traficar con tales sustancias, favorecer o facilitar su consumo.
  • Poseerlas con tales fines.

La pena de prisión asociada a este delito oscila entre uno y tres años, pudiendo concurrir atenuantes o agravantes. Además, el procedimiento se sustanciará por la vía penal, por lo que necesitarás un abogado especialista para defenderte y un procurador que te represente.

¿Qué tenemos que hacer para recurrir con éxito?

Si quieres recurrir una multa por consumo de drogas necesitarás explotar dos vías:

  • La formal. Incluye todos los argumentos relacionados con el procedimiento. Por ejemplo, que quien emitiera el boletín de denuncia no fuera un agente competente, que falten datos en las notificaciones y comunicaciones, que se incumplan plazos…
  • La material. Aquí se engloban los aspectos físicos de la situación. Por ejemplo, que tú no seas la persona a la que han identificado, que lo que llevaras no fuera realmente droga o que no hayas consumido.

Deberás consignar los motivos por los que recurres la multa en un escrito de alegaciones. Puedes acompañarlo de todas las pruebas y documentación que consideres oportuno (por ejemplo, un análisis médico en el que se declare que estás limpio). Lo mejor, sin embargo, es dejar este trámite en manos de un abogado.

También puedes solicitar que subsidiariamente se revise el grado de la sanción, en base a los criterios que la LSC establece en su artículo 33. Si el recurso fallara, esta opción te podría ahorrar hasta 9.800 €. Esta debería ser una medida complementaria, ya que la sanción computaría a efectos de declarar la reincidencia si te volvieran a multar en el plazo de dos años.

Ten en cuenta que las sanciones administrativas pueden pagarse con descuento reconociendo la culpabilidad y renunciando al derecho de recurrir. Pero en este caso se aplicará lo comentado en el párrafo anterior. Es decir, si en un plazo de dos años vuelven a multarte, serás considerado reincidente, y por tanto la sanción será más elevada.

¿A qué cantidad puede ascender la sanción por el consumo de drogas?

Como infracción grave, la multa por consumo o tenencia puede oscilar entre los 601 y los 10.400 €, cuando se aplique en grado mínimo. Esto ocurrirá generalmente si no eres reincidente y colabores con las autoridades.

Pero si concurre una conducta agravante, la multa subirá a una horquilla entre 10.401 y 20.200 €. Para ello basta con que seas reincidente (varias sanciones en plazo de dos años) o:

  • Emplees la violencia, amenaza o intimidación.
  • Dificultes o impidas tu identificación.
  • Emplees a menores de edad o personas con discapacidad para cometer la infracción.

En el peor de los casos, la multa podría aplicarse en grado máximo. Aunque no es lo común, la sanción en este caso estaría entre 20.201 y 30.000 €. De modo que comprenderás lo conveniente que es contar con un buen abogado para recurrir una multa por consumo de drogas, especialmente en caso de reincidencia.

¿Cuándo prescriben estas multas?

Al tratarse de una infracción grave, la LSC establece un plazo de prescripción de un año desde que se cometiera. Ten en cuenta que la Administración podrá interrumpir este plazo con sus actuaciones (por ejemplo, citaciones o requerimientos).

Si ya te han impuesto la sanción, esta tendrá un plazo de prescripción de dos años, que computan desde el día siguiente al de la firmeza de la multa. En este caso, el plazo queda interrumpido mediante el procedimiento de ejecución.

En el caso de que te intenten sancionar prescrita la infracción o la sanción, podrás alegar esa prescripción para recurrir tu multa por consumo de drogas. Pero nuestra recomendación es que te hagas con un abogado lo antes posible.

Recurrir una multa por consumo de drogas no es tan fácil como recurrir una multa de tráfico. Además, su sanción es elevada y tiene consecuencias a futuro, por lo que deberías ponerte en manos de un profesional.

Follow

About the Author

Soy licenciado en Filosofía (UV) y graduado en Derecho (UNED). Actualmente curso el Máster de Acceso a la Abogacía. A lo largo de mi carrera me he especializado en Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial y Laboral. Además, he realizado cursos de Mediación y Arbitraje, ya que me interesan los métodos alternativos de resolución de conflictos. Por último, desde que fundé Lexterna he adquirido competencias digitales útiles para el sector del legal tech. Entre ellas, el uso de herramientas de marketing, programación web, SEO y redes sociales.