Reincidencia en el código penal español | Iuris NOW

¿Qué es la reincidencia en el derecho penal español?

By Almudena Galán | Artículos para clientes

Nov 15
La reincidencia es una circunstancia que agravan la responsabilidad criminal

Algunos de los propósitos de los castigos penales son, supuestamente, la resinserción social y la disuasión criminal. Por eso el Código Penal prevé un castigo especial para todas aquellas personas que cometen una misma clase de delito en dos o en más ocasiones. De esta forma, la reincidencia es una agravante que se ha de tener en cuenta a la hora de fijar la condena de un criminal. Se trata de una de las agravantes más comunes. Veamos en qué consiste y cómo se aplica.

¿Qué significa reincidencia?

Para saber qué entendemos por reincidencia a nivel penal, tenemos que buscar entre las disposiciones generales sobre los delitos, las personas responsables, las penas, medidas de seguridad y otras consecuencias de la infracción penal del Código Penal. En el artículo 22 se establecen las circunstancias que agravan la responsabilidad criminal. Encontramos dicho concepto en su sección 8ª.

Según este precepto, existe reincidencia en los casos en los que una persona cometa un delito y ya haya sido condenado ejecutoriamente por un delito del mismo título del Código Penal, siempre que sea de la misma naturaleza. Además, no solo producen efectos de reincidencia las condenas firmas de jueces y tribunales españoles, sino también las impuestas en otros estados pertenecientes a la Unión Europea.

En otras palabras, el significado de reincidencia consiste en reiterar un delito, lo que conlleva una condena más grave a partir de la segunda ocasión. Este concepto está estrechamente relacionado con los antecedentes penales, ya que no se computan los cancelables o los que correspondan a delitos leves.

Tipos de reincidencia

La doctrina establece dos tipos de reincidencia. La reincidencia genérica se produce cuando el delincuente comete un delito y luego vuelve a delinquir, pero cometiendo un delito diferente al primero, dando lugar a dos o más hechos delictivos diferentes. Es importante tener en cuenta que este tipo de reincidencia actualmente ya no se incluye dentro de la regulación del Código Penal.

Por otro lado, existe reincidencia específica cuando el criminal comete un delito y más tarde vuelve a perpetrar el mismo delito. Es decir, el último delito es el mismo o de la misma naturaleza que el primero.

Asimismo, también podemos hablar de reincidencia propia e impropia. En la reincidencia propia el delincuente ya ha sido condenado y ha cumplido la pena, mientras que en la impropia basta con que haya sido condenado. Esta última es la postura que se mantiene por el ordenamiento jurídico español.

Agravante de reincidencia

Para poder aplicar la agravante por reincidencia se tienen que dar las circunstancias descritas en el artículo 22.8ª del Código Penal. De esta forma, tiene que existir:

  • Una condena previa firma y ejecutoria antes de que se cometa el segundo hecho punible.
  • Esta condena debe derivarse de un delito del mismo título y naturaleza.

Principio de culpabilidad

No obstante, la eficacia de la agravante de reincidencia se ha puesto en duda por la doctrina en varios países. En Alemania incluso se suprimió esta medida en 1986 por considerarse contraria al principio de culpabilidad. Según algunos expertos, no es posible justificar racionalmente la reincidencia y supone una ruptura con el principio de culpabilidad.

Determinación de la pena

Para determinar la pena en el caso de reincidencia tenemos que atender a lo indicado en el artículo 66.1.3 del Código Penal. Según este precepto, si concurren una o dos circunstancias agravantes se aplicará la pena en la mitad superior de la que se fije en la ley para el delito cometido.

Asimismo, en el artículo 66.1.5 se indica que en los casos de circunstancia agravante de reincidencia en los que el culpable haya sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos dentro del mismo título del Código Penal, se podrá imponer la pena superior en grado a la prevista para el delito de que se trate, e incluso tipos agravados en algunos delitos, como la estafa o el hurto. Para ello se ha de atender a las condenas previas y a la gravedad del nuevo delito.

Multirreincidencia

La multirreincidencia es una forma cualificada de la reincidencia. Se trata de una circunstancia de especial agravación que se regula en el artículo 66.1.5 del Código Penal anteriormente mencionado.

Antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia

Como ya se ha mencionado, a los efectos del artículo 22.8ª no se tienen en cuenta los antecedentes penales cancelados o los que debieran serlo. Por otro lado, tampoco se computan los antecedentes penales que correspondan a delitos leves.

Diferencia entre reincidencia y reiteración

En los casos de reincidencia el delincuente comete al menos un segundo delito habiendo siendo ya condenado en sentencia firme por uno o varios hechos anteriores de la misma naturaleza. Por su parte, la reiteración es una circunstancia que puede ser agravante y que se deriva de anteriores condenas por delitos de distinta naturaleza con respecto al que se está juzgando. Es lo que se se ha descrito anteriormente como reincidencia genérica, pero esta ya no se recoge en el Código Penal, habiendo desaparecido en la reforma de 1995.

Diferencia entre reincidencia y habitualidad en el derecho penal

Para establecer una diferencia entre la reincidencia y la habitualidad, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el primero es un concepto estrictamente penal. Por otro lado, la habitualidad es un concepto criminalístico. Podemos definir a los delincuentes habituales como todos aquellos criminales que han desarrollado un hábito de delinquir por una comisión reiterada de hechos castigados penalmente. Algunos miembros de la doctrina señalan que el delincuente habitual puede ser reincidente, pero no todo reincidente es un delincuente habitual.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

Follow

About the Author

Periodista, jurista, criminóloga, eterna estudiante, cinéfila y lectora infatigable. Licenciada en Derecho y Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Soy perito calígrafo judicial en ejercicio y experta en los ámbitos penal y civil.