Reclamación de la indemnización por los daños y perjuicios causados por la administración

By Paco Magar | Sin categorizar

Mar 26

La responsabilidad patrimonial de la administración deriva de un derecho común de todos los ciudadanos. De manera individual o en grupo, pueden solicitar una indemnización por un daño o perjuicio ocasionado por acción u omisión de la administración. El mismo debe ser evaluable a nivel económico y efectivo.

Para poder acceder a la reclamación de este derecho, existen requisitos y condiciones específicas. La Ley enmarca la responsabilidad patrimonial de la administración en los artículos 24 y 106.2 de la Constitución Española y 106.2.

¿Cuándo se puede reclamar a la administración una indemnización?

Según la normativa aplicable, la reclamación es posible de realizar cuando la persona se ve afectada sin el deber jurídico de soportar tal situación. Quedan fuera de responsabilidad patrimonial de la administración los casos que resultan de casos de fuerza mayor.

Negligencia Médica

Es un error médico de un profesional o equipo de profesionales. La indemnización corresponde cuando los mismos forman parte de la plantilla de Seguridad Social en un Centro Hospitalario de una Comunidad Autónoma. El personal estatutario o contratado recae en la misma responsabilidad. La reclamación se realiza en estos casos a la Comunidad Autónoma.

Responsabilidad patrimonial pedida por funcionario público

El funcionario tiene el derecho de exigir una indemnización cuando no le proveen de los elementos necesarios para su función. De acuerdo a los roles que desempeñen pueden necesitar, por ejemplo, de equipos o vestimenta específicos.

Vía pública en mal estado: accidentes

La responsabilidad patrimonial de la administración se suele solicitar por accidentes en la calle. Desde caídas provocadas por aceras u otras vías de circulación en mal estado, accidentes de vehículos, etc. La exigencia se dará sobre el ente que tiene como función el correcto mantenimiento del lugar.

Mantenimiento indebido en un Organismo Público: lesiones

Un accidente ocurrido en el interior del espacio de un Organismo Público, por un error en el mantenimiento, es causa directa de reclamación de responsabilidad patrimonial. La obligación es ofrecer al ciudadano la mayor seguridad. Un suelo mojado en horario de mucho tránsito puede ocasionar caídas. Es un descuido que las personas usuarias del centro en cuestión no tienen obligación de soportar, por lo que pueden solicitar el resarcimiento por las lesiones provocadas.

Requisitos para reclamar la responsabilidad patrimonial de la administración

Daño efectivo, evaluable económicamente e individualizado

La responsabilidad patrimonial de la administración implica que se ocasionó un daño directo sobre los bienes o derechos del administrado. No incluye estimaciones potenciales o futuras consecuencias. La indemnización requiere además una valoración cuantitativa económicamente de la lesión. Por último, es importante que se identifique a la persona o grupo de personas damnificadas.

Administración Pública atribuible

Es necesario realizar la reclamación al organismo verdaderamente responsable de las causales del daño. Según sea el caso se exige a la Comunidad Autónoma, Diputaciones Provinciales, Ayuntamientos o quien corresponda. La obligación recae sobre el ente que debía prevenir y evitar estas lesiones.

Relación entre la causa y el objeto de la indemnización

Las pruebas presentadas deben demostrar la relación entre la conducta de la administración y el daño o lesión. Fotografías, documentos, testigos y otras muestras del accionar u omisión de los organismos públicos que provocaron el motivo de reclamo.

¿Cómo calcular la indemnización?

El cálculo de la indemnización se realiza según valoraciones de la legislación fiscal, de expropiación forzosa y demás normas. La que predomina es aquella valoración de mayor predominio en el mercado.

La cuantía se precisa en relación a la fecha de ocurrido el daño o lesión. Asimismo, se procede a una actualización a la fecha de fin del procedimiento. La misma se calcula según el índice de precios de consumo al momento del veredicto. Además, se agregan los intereses desde la fijación de la indemnización hasta el pago que establece la Ley General Presupuestaria.

Las partes interesadas pueden llegar a un acuerdo para realizar pagos periódicos cuando lo crean conveniente. También es factible sustituir el efectivo por una compensación en especies, siempre que haya consentimiento del administrado.

Plazo para exigir la indemnización a la administración

El damnificado puede presentar la reclamación por responsabilidad patrimonial de la administración en el plazo de un año desde que:

  • Se produjo el hecho que causó el daño o lesión.
  • Se hizo manifiesto el carácter lesivo.
  • Se logró determinar las secuelas o alcanzó la curación en los casos de daños a la persona.
  • Se entregó notificación de la anulación del acto o disposición general por cualquiera de las vías. Puede ser administrativa o judicial.
  • Se publicó en el BOE la inconstitucionalidad de la norma con sentencia del Tribunal Constitucional.
  • Se publicó en el DOUE (legislación europea comunitaria) el carácter contrario de la norma al Derecho de la Unión Europea declarado por el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea).

La prescripción de los plazos establecidos tiene efectos generales. Una vez transcurrido el tiempo estipulado para la presentación de petición de indemnización, no hay plazo para reclamaciones. Una vez presentada la reclamación, si no hay contestación administrativa en plazo, cabe la figura del silencio administrativo.

About the Author

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas, inversiones y finanzas. Técnico especializado en Marketing. Titulado en Nutrición.