Cuando se produce una separación matrimonial o divorcio, es de vital importancia conocer todos los flecos pendientes y uno de ellos son las pensiones de alimentos. Sin duda la pensión alimenticia es uno de esos asuntos que hay que tratar lo antes posible, y es que se trata de la contribución o impuesto que uno de los cónyuges debe hacer sobre el otro para asegurar una estabilidad y tranquilidad económica a la hora de producirse la separación, ya que cambia por completo la estructura familiar y por tanto económica de ambas partes. Además, esta importancia se multiplica cuando existen hijos de por medio, debido a que este sustento económico contempla cubrir las necesidades básicas de vestido, alimento, vivienda educación etc. Y es por ello que conocer los detalles y todas las cuestiones referente a las pensiones de alimentos es muy importante para el futuro familiar.