El derecho matrimonial es una de las cuestiones más delicadas de tramitar, ya que en muchas ocasiones la separación genera problemas, y muchas de las decisiones y sentencias afectan a nuestro futuro, más aún si existen hijos comunes. Por esta razón es importante que conocer los factores que afectan y afectarán a nuestra vida, y tratar de llegar a un acuerdo mutuo por ambas partes, y también hay que tener en cuenta que no es lo mismo una separación que un divorcio, puesto que la separación no implica que tenga que haber cese matrimonial. Y es que existen dos tipos: la judicial y la de hecho, la primera implica la separación de bienes sin intervenir en los del otro, y la segunda se establece cuando uno de los cónyuges abandona la vivienda familiar.