Los delitos por tráfico de drogas son bastante castigados y pueden llevar a una persona a la cárcel dependiendo del tipo y cantidad de la sustancia. Una de las razones por las que llega a estar tan penado el tráfico de drogas es por que se trata de un delito contra la salud pública, y esto hay que tenerlo en cuenta, puesto que no se trata de un delito contra una sola persona, sino contra toda una sociedad. Para que se establezca tal delito, es necesario incurrir en alguna de las conductas que señala el artículo 368 del código penal, como son la fabricación, plantación o tráfico, la posesión, y la promoción o facilitación de la sustancia. El tráfico de drogas no es ninguna broma ni algo considerado leve, ya que las sumas de las multas son considerablemente altas pudiendo llegar hasta años de prisión.