Qué es el usufructo y ejemplos más comunes - Iuris NOW

El concepto de usufructo según el Derecho Civil

By Eugenia Ferrándiz | Artículos para clientes

Jul 18
El usufructo.

Vamos a analizar en este artículo una de las instituciones jurídicas más antiguas de nuestro ordenamiento jurídico, que sin embargo está plenamente vigente y operativa en la actualidad, el usufructo.

Su origen data del siglo VI, del Derecho romano, como una garantía de sustento que asistía a las viudas a la muerte de sus maridos, pero que no obstaculizaba los derechos hereditarios de los hijos. Lejos han quedado aquellos tiempos, pero la esencia de esta figura se mantiene íntegra en el sentido de instaurarse como un derecho real plenamente distinto a la propiedad.

¿Qué quiere decir usufructo?

La definición de usufructo la encontramos en el Código Civil en el artículo 467, describiéndolo como el derecho a usar y disfrutar de los bienes ajenos pero con la obligación de mantener su forma y sustancia, salvo que se autorice lo contrario.

En otras palabras, podemos decir que se trata de un derecho que limita el dominio y cuyas características principales son:

  1. Es un derecho real de goce o disfrute, o lo que es lo mismo iura in re aliena, aquellos derechos que se ejercitan sobre una cosa cuya titularidad pertenece a otra persona.
  2. Puede recaer sobre bienes muebles o inmuebles.
  3. Temporal, cuyo ejercicio ha de quedar sometido a un límite descrito en el tiempo.
  4. Por el que se autoriza a su titular a disfrutar de todas las utilidades que resulten del normal aprovechamiento de una cosa ajena.
  5. Cuyo objeto ha de ser restituido en el momento pactado, con la misma forma y sustancia que se entregó.
  6. Es un derecho transmisible a terceros.

¿Qué se necesita para realizar un usufructo?

Elementos esenciales del usufructo

  1. Elementos personales: Por un lado, encontramos al propietario o nudo propietario, es decir el dueño de la cosa; y por otro lado al usufructuario o titular del derecho real que estamos viendo, y que puede ser una sola persona, física o jurídica, o una pluralidad de ellas simultánea o sucesivamente, tal y como contempla el artículo 469 del Código Civil.
  2. Elementos reales, pueden ser objeto del derecho de usufructo tanto las cosas muebles o inmuebles como los derechos. En cuanto a las cosas, podrán ser todas aquellos bienes que estén dentro del comercio lícito y legal de los hombres y sean susceptibles de producir una utilidad o disfrute. En cuanto a los derechos, la única limitación que se recoge en nuestro ordenamiento jurídico es sobre aquellos derechos que tengan la condición de personalísimos o intrasmisibles que por razones evidentes son derechos que no se pueden desligar de la persona titular.

Contenido esencial del derecho de usufructo

Podemos decir que para el usufructuario es el aprovechamiento de una cosa y por ende la percepción de sus frutos, pero además lleva implícito:

  1. Derecho de posesión de la cosa objeto del usufructo por parte del usufructuario, así como el derecho de disposición al permitirle la ley ceder o enajenar su derecho de usufructo.
  2. Derecho a percibir los frutos, tenemos que decir que se tratará de toda clase de frutos: naturales, industriales o civiles, quedando excluido el derecho a los tesoros que se hallaren en la finca, para lo que será considerado como extraño, tal y como recoge el artículo 471 del Código Civil.
  3. Derecho a las accesiones, es decir los aumentos que reciba por accesión la cosa usufructuada, las servidumbres que tenga a su favor y cuantas ventajas le sean inherente.
  4. Derecho a mejorar la cosa usufructuada, tanto mejoras útiles como de recreo, sin que tenga derecho a una indemnización por las mismas al acabar el usufructo, pero sí a retirarlas sin detrimento de los bienes.
  5. Derecho de disposición, que permite al usufructuario enajenar, arrendar o gravar su derecho, siempre con el límite temporal que tenga el usufructo originario.

Obligaciones del usufructuario

  1. Antes de entrar en el ejercicio del derecho, el usufructuario ha de realizar inventario tasando los muebles y describiendo los inmuebles.
  2. Prestar fianza a modo de garantía del resto de sus obligaciones.
  3. Guardar y conservar el objeto del usufructo, absteniéndose de aquellos actos que puedan deteriorarla o destruirla.
  4. Efectuar las reparaciones ordinarias necesarias, las extraordinarias serán de cuenta del nudo propieario.
  5. Abonar los gravámenes que recaigan sobre los frutos, no así sobre la propiedad que corresponderán al titular de la misma.
  6. Restituir el objeto del usufructo en el momento pactado.

Derechos del nudo propietario

  1. LLevar a cabo las reparaciones, mejoras u obras de conservación que estime necesarias para mantener el valor de su propiedad, previo conocimiento del usufructuario.
  2. Enajenar el bien usufructuado, siempre que se respete el derecho del usufructuario. Del mismo modo disponer de él, gravándolo o hipotecándolo.
  3. Establecer servidumbres sobre el bien.
  4. Inspeccionar la actuación del usufructuario para evitar abusos por su parte.

Obligaciones del nudo propietario

  1. Entregar al usufructuario el bien objeto del derecho de usufructo.
  2. Mantener su forma y sustancia, con pleno respeto al derecho del usufructuario.

Tipos de usufructo

Podemos diferenciar tres bloques en atención al bien objeto del derecho de usufructo, así:

Usufructo de dinero y otros bienes consumibles

Se conoce como el usufructo impropio, ya que se entrega al usufructuario el derecho a consumir la cosa, lo que significa realmente la extinción de la misma y por tanto su propiedad no su uso. Pero para salvar esta dificultad etiológica, la ley impone al usufructurario el deber de devolver al nudo propietario otro tanto de lo consumido en su misma especie, o siendo imposible, en el valor en dinero que tuviera.

Así el artículo 482 del Código Civil, dispone que si el usufructo afecta a cosas que no se pueden usar sin ser consumidas el usufructuario tendrá derecho a servirse de ellas pero deberá restituir el importe de su avalúo en el momento de terminar el usufructo. Dato esencial para atender a su valoración, por ejemplo del dinero usufructuado, aconseja introducir en el contrato que recoja el usufructo índices de referencia para su posterior liquidación, como pudiera ser el interés legal del dinero, el IPC, o cualquier otro índice que resulte posible certificar.

Usufructo de cosas que se deterioren con el uso

A diferencia del caso anterior el usufructuario no está obligado a restituirlas al finalizar el usufructo, sino en el estado en que se encuentren, si bien con la obligación de indemnizar al nudo propietario por el deterioro sufrido por su negligencia o conducta dolosa.

Usufructo sobre plantaciones

Diferenciándose entre aquellas que afectan a cultivos agrarios, como es el caso de viñas, olivares, árboles o arbustos, previstos en el artículo 483 Código Civil, o las que afectan a montes, que habrá de especificarse de forma pormenorizada su contenido: madera, frutos, terrenos, etc para evitar abusos del usufructuario.

Usufructo sobre vivienda

Normalmente, procede de una herencia, es el caso del cónyuge supérstite o viudo, que mantiene un derecho sobre la vivienda que le permite mantenerse en ella hasta su fallecimiento, perteneciendo la nuda propiedad a los herederos designados por el causante o por Ley. Es cierto que este derecho puede ser rentabilizado mediante el pago de una cantidad, formalizado en escritura pública.

El usufructuario del una vivienda mantiene el derecho de arrendamiento de la finca, con el límite temporal del usufructo del que es titular.

Serán de su cuenta y cargo las reparaciones y el mantenimiento que permita en su día restituir la vivienda al nudo propietario en las condiciones exigibles.

Usufructo vitalicio

Como ya indicamos al inicio del artículo, el usufructo es un derecho temporal, se extingue con el tiempo pactado. Es muy común hablar de usufructos que se extinguen con el fallecimiento del usufructuario, en tal caso los denominamos vitalicios, que no es otra cosa que reconocer su pervivencia mientras viva el titular del derecho.

¿Se puede quitar el usufructo?

El usufructo se extingue por distintos motivos: bien por razones que afectan al titular del derecho, como pueden ser su muerte, renuncia o prescripción, por razones que afecten al objeto del derecho, como puede suceder con su destrucción o pérdida total; pero también se pueden extinguir por razón de la relación jurídica pactada, sería el caso en el que se sometiera a condiciones resolutorias que acaecieran, por el transcurso del plazo previsto, o por la resolución del derecho.

En el supuesto de la muerte del usufructuario con anterioridad a la extinción del plazo previsto, este derecho podría transmitirse a sus herederos como parte del haber relicto.

En lo concerniente a la prescripción, prevé el artículo 513.7 del Código Civil, que el usufructo prescribirá por el no uso de este derecho durante seis años si es un bien mueble, o treinta si es inmueble.

También existe la posibilidad de extinción del usufructo por expropiación. En tal caso el nudo propietario deberá sustituir la cosa por otra de igual valor y análogas condiciones, o bien a abonar al usufructuario los intereses del rédito obtenido, (justiprecio), durante todo el tiempo que debiera haber durado el usufructo.

¿Te ha resultado útil esta publicación?

About the Author