¿Qué impuestos se pagan en loterías por ganar el premio?

Los impuestos en loterías están regulados por el Estado y corresponden a un porcentaje sobre el importe. No son iguales, en este aspecto fiscal, los impuestos sobre la lotería primitiva, impuestos en la lotería de navidad, ni otros. A continuación, analizaremos de qué forma se consideran estos premios para impuestos, cómo se tributan, qué se hace con los premios compartidos o de personas no físicas, entre otras dudas que suelen generarse.

Impuestos en loterías del Estado

Existe un gravamen especial sobre los premios de loterías y apuestas que posee determinadas características y aplica a los organizados por:

  • Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado.
  • Órganos o Entidades de Comunidades Autónomas.
  • Cruz Roja Española.
  • Otras modalidades de juegos autorizadas por la Organización Nacional de Ciegos Españoles.

En este gravamen quedan exentos los premios procedentes de sorteos realizados con anterioridad al 1 de enero de 2.013. Además, dicho gravamen es independiente de cada fracción o apuesta premiada.

¿Cuántos impuestos pagas por la lotería?

Los impuestos sobre loterías y apuestas del Estado poseen una legislación especial. A partir del año 2.012 pasan a ser sujetas de impuestos en loterías de Estado, pero no a través de declaración de IRPF. Antes de que del premio llegue a manos del ganador de un premio de la lotería nacional de España, por ejemplo, la Agencia Tributaria ya hace la retención de un porcentaje.

El importe establecido es un 20% sobre el importe a cobrar, sin embargo, hay un mínimo exento. En la práctica y en determinados premios de loterías no demasiado elevados, el importe de retención no será tan grande como en un principio pudiese parecer.

Mínimo exento en la lotería

A partir del año 2.020 la tributación de los premios de la lotería ha elevado el mínimo exento de los premios y apuestas a 40.000 euros. Este aumento ha sido paulatino desde el año 2.018 hasta la actualidad. De esta forma, una persona que gana 30.000 euros es una apuesta del estado no sufre ninguna retención en concepto de impuesto lotería en España.

Por otro lado, si el premio es mayor y a partir de 60.000 euros, el impuesto sobre loterías y apuesta del estado es un 20% sobre el excedente. Es decir, se retiene desde Hacienda un 20% de los 20 mil euros restantes que exceden al mínimo.

¿Cuándo y cómo se pagan los impuestos en loterías?

Ya en el 2.020 se aplica la nueva normativa en relación a la fiscalización de las loterías e incluye también los impuestos loterías en Europa. Aquellos premios que hayan superado el mínimo exento deberán pagar el 20% del impuesto a premios loterías del estado sobre el saldo excedente. Ese importe proporcional sobre el premio se descuenta en el mismo acto en que se realiza el pago del premio.

En el depósito del dinero ya está visualizado el descuento del impuesto de loterías del Estado. Una vez que llegue el premio a la cuenta corriente no hay nada más por pagar. Sin embargo, si es importante al año siguiente informar el mismo en la declaración de la Renta. Será necesario aportar el formulario 230, por el cual se aplican de forma correcta las retenciones.

¿Qué pasa con los premios compartidos?

Algunos sorteos mayores, como el Gordo de Navidad, tienen por lo general premios compartidos. Para evitar confusiones siempre es de gran utilidad que se realice una fotocopia del número con la identificación de los jugadores. Una vez realizado el sorteo, se identifica quienes son los ganadores y el porcentaje que corresponde a cada uno.

Con estos datos es la propia entidad gestora de la lotería la que deposita el dinero en la cuenta bancaria correspondiente, con el descuento correspondiente a impuestos realizado. Esta información es enviada a Hacienda y se terminan los trámites. Si los ganadores no se identifican, el importe impositivo podría llegar a considerarse como una donación a la Agencia Tributaria.

¿Qué ocurre si el ganador del premio no es una persona física?

Los impuestos sobre la conocida Lotería del niño solo se gravan en los primeros premios. Una gran tentación para empresas grandes y más pequeñas que se ven agraciadas con beneficios que le permiten blanquear dinero y no tributar. Las ganancias deberían tributar mínimamente como los particulares.

Las empresas que se encuentren con sus balances en rojo no tributarán el premio y pueden recibir la devolución de la retención. En otras palabras, la comisión es devuelta por Hacienda y el blanqueo sale gratis.

¿Puede un banco cobrar comisiones por recibir un premio de la lotería?

Las entidades bancarias tienen derecho a cobrar comisiones por el depósito de un premio de lotería, así como por la gestión de su pago. Lo cierto es que estas entidades pueden cobrar al emisor de las participaciones. Este último es el que tiene la facultad para negociar la comisión más baja. Asimismo, es necesario saber que según el importe no es obligatorio contar con una cuenta bancaria para realizar el cobro. Y de este modo se puede ahorrar un coste innecesario.