Inviolabilidad del domicilio en España

La inviolabilidad el domicilio en España

El domicilio representa para la mayoría de nosotros el lugar más privado de nuestra vida diaria, ya que es donde desarrollamos nuestra vida intima, personal y familiar. Por ello nuestro Ordenamiento Jurídico dota de gran protección el derecho a la Inviolabilidad del Domicilio.

La Constitución Española establece, en su artículo 18.2, tres supuestos en los que se puede acceder al domicilio de una persona para proceder al registro de este:

El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”.

El primero de los  supuestos es mediante el consentimiento del titular del domicilio, esto significa que si el titular del domicilio presta su consentimiento directo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, estas podrán llevar a cabo el registro sin necesidad autorización judicial previa.

El siguiente supuesto se da con mayor habitualidad, se trata del registro domiciliario a través de resolución judicial. Ello supone que para poder proceder al registro del domicilio de una persona es necesario que un juez o tribunal haya concedido previamente una autorización judicial expresa para llevar a cabo dicho registro.

La ley sobre el domicilio en España

El artículo 546 de la LECRM: “El Juez o Tribunal que conociere de la causa podrá decretar la entrada y registro, de día o de noche, en todos los edificios y lugares públicos, sea cualquiera el territorio en que radiquen, cuando hubiere indicios de encontrarse allí el procesado o efectos o instrumentos del delito, o libros, papeles u otros objetos que puedan servir para su descubrimiento y comprobación”.

El último de los supuestos que recoge el artículo 18.2 de la Constitución es el referido a los casos en que el registro del domicilio es debido a la existencia de un flagrante delito. El concepto flagrante hace referencia a la inmediatez del delito, por lo tanto este supuesto significa que es posible el registro del domicilio de una persona cuando en ese preciso momento se está cometiendo un delito.

Por lo tanto el delito flagrante conlleva “la necesidad urgente de la intervención”, lo que implica la intervención inmediata de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para poner fin a la situación existente y conseguir la detención del autor de los hechos y la obtención de pruebas que en caso de tener que esperar a la tramitación de una orden judicial para el registro serían imposibles obtener.

El Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo han recogido a lo largo del tiempo diferentes sentencias en las que establecen que lugares pueden ser considerados o no como domicilio.

LUGARES SI CONSIDERADOS COMO DOMICILIO

 LUGARES NO CONSIDERADOS COMO DOMICILIO

-Habitación de hotel o pensión.-Caravanas-La segunda vivienda, o vivienda de vacaciones-Jardín circundante a un chalet-Camarotes de los tripulantes o pasajeros de un barco.

-Una caseta, tienda de campaña

 

-Locales públicos y privados.-Garajes (que no forman parte de la vivienda)-Trasteros (que no forman parte de la vivienda)-Casa abandonada o ruinosa-Barcos sin zonas habitables

-Coches (usados exclusivamente como medio de transporte)

-Cabina de un camión.

-Taquillas de uso personal.