¿Debería hacer el Máster de Acceso a la abogacia online?

Supongo que si has hecho Derecho en los últimos años también tú estarás cansado de que digan que eres abogado, cuando tú sabes perfectamente que no. ¿Pero cómo no vas a ser abogado si has estudiado Derecho? Pero el tiempo de salir de la universidad, colegiarse y ya poder ejercer ya ha pasado.

Después de esos largos cuatro años (en el mejor de los casos), aún hay que cursar un Máster de Acceso a la Abogacía (que suman nueve meses más de formación académica), un período de prácticas externas tuteladas y superar con éxito el examen de acceso a la Abogacía.

Y después ya sí, serás abogado.

Pero si estás por aquí, entiendo que todavía no lo eres. Pero supongo que ya has pasado por el primer paso. Sacarse la carrera es, efectivamente, el proceso más largo de todos para llegar a convertirse en eso que tanto ansías. ¡Te queda mucho menos de lo que llevas ya hecho!

Las ventajas del Máster de Acceso a la Abogacía online

El mundo online es, en la mayoría de casos, la primera opción para buscar información o hacer cualquier compra. Cómodo, rápido y barato. ¿Por qué no servirse también de internet para comprar la información?

Estudiar de manera online no es solo cómodo y barato, si no que, eligiendo bien, tendrá tanta calidad como cualquier universidad presencial. Veamos más en detalle cada una de estas ventajas, empezando por la última:

Calidad. Existe a veces una tendencia a infravalorar las formaciones online. Esto se debe a que existen muchos cursos gratuitos y titulaciones de dudosa fiabilidad circulando por la red. Eso no hace que todo lo que se ofrece en este lugar tenga mala calidad. De hecho, lo bueno de que haya tanta oferta es que será mucho más sencillo poder informarse sobre todos los másteres disponibles y poder elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Normalmente, en un máster presencial nos conformamos con lo que hay cerca de donde vivimos. Gracias a estudiar de manera online, podremos elegir el mejor para nosotros.

– Cómodo. Al no tener que desplazarse a ningún lugar para poder aprender, tendrás la comodidad de tu casa para poder estudiar a diario. Además, la mayoría de másteres online se adaptan y son flexibles en cuanto a horarios. La mayoría de contenidos estarán disponibles para que los vayas estudiando al ritmo que tú necesites y que mejor se adapte a tu realidad actual. A mayores, habrá profesores disponibles para poder solventar dudas cuando estas aparezcan. Tener una buena atención en este sentido hará las cosas mucho más fáciles.

– Barato. Teniendo en cuenta que no es necesario mantener tanta infraestructura como en el caso presencial, el coste se abarata significativamente. Quizás no sea un precio “barato” en el marco absoluto de la palabra, pero no debemos olvidar que estamos hablando de formación post-universitaria que te abrirá la puerta al ejercicio de la abogacía. Comparado con las universidades presenciales y con el beneficio que te va a retribuir, puede ser un máster realmente barato. La inversión que necesitas.

¿Qué aprenderás en un Máster de Acceso a la Abogacía online?

La idea de estos estudios es nutrirte con una formación integral para poder ejercer la abogacía. Es un máster con una aproximación multidisciplinar, dándote las herramientas para hacer un buen trabajo en cualquiera que sea la rama que decidas especializarte.

Se trabajará también sobre los derechos y deberes deontológicos profesionales, ya que es importante saber dónde están los límites éticos de todas las profesiones. De esta más que ninguna.

Te preparará para ejercer en un futuro, pero antes tendrás una prueba que superar: el examen de acceso a la Abogacía. También serás preparado para esa prueba.

¿Qué metodología se utiliza?

Lo normal es que las ponencias se realicen a través de videoconferencias que son grabadas. De esta manera, las personas que no hayan podido asistir, podrán verlas de todos modos. La flexibilidad es la máxima en cualquier Máster de Acceso a la Abogacía online.

A mayores, contarás con foros de debate donde tanto otros alumnos como los propios profesores compartirán información e opiniones. Ahí tendrás espacio para compartir la tuya también. También tendrás que demostrar tus capacidades y el aprendizaje que estarás recibiendo a través de casos prácticos y otro tipo de trabajos que los profesores encarguen, que se entregarán a través de la plataforma habilitada para ello.

Tras haber cursado los nueve meses de máster y haber superado todos los objetivos requeridos, será el momento de realizar prácticas profesionales. Estas prácticas son un requisito obligatorio para poder acceder al examen de Abogacía. Además, te seguirán preparando para que nada te pille por sorpresa y cuentes con un buen bagaje cuando seas abogado. Al elegir un buen máster, podrás conseguir con más facilidad unas buenas prácticas.

¿Cómo se puede resumir todo esto?

Fácil: si quieres ejercer como abogado necesitas hacer un máster y la modalidad online es la opción más barata y flexible para poder compatibilizarlo en este momento.

Másters de acceso a la abogacía presenciales