¿Cómo reclamar por problemas de aislamiento térmico?

Los defectos constructivos siempre han sido un inconveniente para muchos propietarios españoles y ahora tendrán mayor trascendencia. La entrada en vigencia del Real Decreto 736/2020 sobre climatización pone en cuestión las anomalías constructivas térmicas en las viviendas. Un material o técnica de instalación defectuosa puede generar dificultades en el control del consumo energético y la habitabilidad. Saber cómo reclamar por problemas de aislamiento térmico tiene aún más importancia en este contexto.

El aislamiento térmico tiene que ver con técnicas y materiales implementados para controlar la transmisión de calor en una construcción. Son muchos los propietarios que localizan en sus viviendas ciertos vicios constructivos. Afortunadamente, este tipo de situación está tipificada en la ley y puede ser corregida mediante la reclamación.

El aislamiento térmico y los vicios ocultos

Según la ley española, los vicios ocultos son defectos de cierta magnitud que no permiten el aprovechamiento de una vivienda. Se sabe que un aislamiento térmico deficiente es considerado a nivel legal un vicio oculto. Este tipo de desperfecto ocurre cuando se utilizan materiales deteriorados en la construcción. El resultado suele ser una mala protección del hogar frente a la temperatura ambiental o problemas con la calefacción.

Los vicios ocultos deben denunciarse durante los seis meses posteriores a la compra cuando esta se cierra con una empresa profesional. El articulado que regula este tipo de intercambio comercial es la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios. Si por el contrario la compraventa se realiza entre particulares no existe la garantía temporal. En estos casos, el articulado legal que se utiliza para resolver el conflicto es el Código Civil.

El Código Civil español ofrece tres formas para solventar el problema de vicio oculto experimentado en la propiedad del comprador.

  • En primer lugar, está la redhibitoria, que permite al nuevo propietario rescindir del contrato de compra.
  • La Quanti minoris es la segunda solución y por medio de esta se puede disminuir el coste del bien en favor de quien lo compró.
  • Las otras posibles soluciones legales se encuentran estipuladas en los artículos 1584 y 1486 del CC.

Cómo reclamar por problemas de aislamiento térmico

En el caso de las nuevas edificaciones, los periodos de garantía suelen ser un poco más largos. En este sentido, el aislamiento térmico siempre suele categorizarse como un vicio que afecta la habitabilidad de la vivienda adquirida. Al ser así, los compradores tienen un plazo de hasta tres años para hacer las reclamaciones. Las disposiciones legales aquí mencionadas se implementan de forma similar cuando el vicio constructivo es consecuencia u omisión de una reforma.

Como se puede observar, es fundamental que el comprador haga la reclamación dentro los plazos de tiempo establecidos en la ley. Lo siguiente es realizar una valoración profesional del vicio oculto para sustentar la reclamación o demanda. Para ello, se debe contratar a un perito que realice una evaluación técnica del alcance de los daños. A partir de su observación, esta persona redactará un informe pericial con todos los detalles del defecto constructivo.

En el informe deben quedar claros dos asuntos: el origen del defecto constructivo y el posible costo que implica repararlo. Es importante que el perito describa todos los detalles técnicos con exactitud en el documento. El proceso de reclamación inicia cuando el comprador manda el informe pericial por burofax al antiguo propietario, inmobiliaria o empresa constructora. En este punto, es factible que dicha parte se comprometa a asumir su responsabilidad, ejecutando el adecuado saneamiento del vicio oculto en el aislamiento térmico.

Algunos consejos para reclamar por problemas de aislamiento térmico

Se recomienda a los nuevos propietarios realizar revisiones técnicas de sus nuevas propiedades lo más pronto posible a partir de la compra del inmueble. En el caso de la adquisición de una vivienda de segunda mano, el lapso para reclamar por problemas de aislamiento térmico y otros vicios suele ser de seis meses. Cabe destacar que las garantías para realizar reclamaciones corren a partir de que el comprador recibe las llaves de la vivienda adquirida.

Si el defecto está relacionado a una reforma constructiva, también se puede emprender la reclamación. En este caso es fundamental tener a la mano la factura sellada correspondiente a los trabajos realizados por la empresa constructora. En ella deben figurar datos como el CIF de la compañía, el detalle de las reformas ejecutadas, la garantía y la fecha en la cual se realizó la labor. En el caso de contratar a obreros autónomos se debe solicitar el NIF y la firma del trabajador contratado. Si la garantía queda estipulada a partir del presupuesto de la obra mucho mejor.

Cuando la reclamación no es asumida por la contraparte, se debe solicitar la intervención de la Oficina de Mediación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos de la provincia correspondiente. De fallar esta instancia de negociación, se escala a la demanda a instancia judicial, para lo cual la mejor opción es contratar a un abogado especialista en derecho inmobiliario. Este deberá elegir la quanti minoris o la redhibitoria en favor del comprador. Es importante señalar que la elección a solicitar siempre dependerá de la gravedad del vicio oculto.