¿Puedo recurrir una multa mal redactada con éxito?

Los defectos de forma en una notificación pueden clasificarse en dos categorías y solo en una de ellas se puede recurrir una multa con éxito. Por un lado, están aquellos que pueden corregirse y no afectan a la denuncia en sí misma. Son simples errores en un nombre, un número de la identificación de la matrícula u otros similares. En estos casos, lo más probable es que la Administración salve el defecto y vuelva a emitir la nota.

Por el otro, están los defectos que sí podrían generar la nulidad de la multa. Se considera un acto dictado que prescinde del procedimiento establecido a tal efecto. Algunos ejemplos son una multa mal redactada que no permita comprender el hecho o un error en la tipicidad del mismo. Si quieres que un experto te haga todo el trabajo, contrata un abogado experto en multas para que la recurra por ti.

Si una multa está mal redactada, ¿se puede recurrir o el fallo es subsanable?

Una multa mal redactada se puede recurrir cuando no cumple con los requisitos necesarios de una denuncia. Siempre hay que verificar que el defecto de forma sea perjudicial para la defensa del infractor o haga incomprensible el hecho. Se trata de un límite confuso, por lo que es recomendable consultar con un abogado antes de presentar el recurso.

La Ley 6/2.014 de 7 de abril especifica que en toda denuncia de tráfico deben constar:

  • Identificación del vehículo con el cual se ha cometido la infracción.
  • Nombre y apellido o Razón Social del denunciado, en los casos en que se pueda identificar al momento del hecho al igual que un domicilio para la notificación.
  • Una descripción breve del hecho donde se especifique lugar, fecha y horario del mismo.
  • Nombre y domicilio del denunciante o número de identificación profesional cuando se trate de un Agente.

Denuncia entregada en mano

Si la notificación se entrega en mano es obligatorio que conste, además, la iniciación del procedimiento. Los datos necesarios en la redacción de la notificación son:

  • La infracción que presuntamente se ha cometido con aclaración de la posible sanción y quita de puntos según la ley vigente.
  • El órgano que impone la sanción y la legalidad de su competencia, es decir la norma que lo faculta como ente sancionador.
  • Si se abona en el acto tiene que quedar expresamente comunicado el importe que se abona y las consecuencias que se derivan de este pago.
  • Cuando el denunciado no abona en el acto se debe señalar que se inicia procedimiento sancionador, el plazo que dispone para efectuar el pago o presentar alegaciones, así como los lugares donde hacerlo.
  • Fecha de finalización del procedimiento.
  • Domicilio a efectos de notificaciones.

Errores más frecuentes

Los errores más frecuentes que son recurribles en materia de tráfico son:

  • No se señala matrícula ni tipo de vehículo en la denuncia.
  • No existe relación entre el hecho denunciado y la sanción.
  • La descripción de los hechos no es la adecuada para identificar la infracción que se ha cometido.
  • Atribución arbitraria de responsabilidad, sucede cuando presumen que el titular del vehículo es el conductor, pero no tienen pruebas para demostrarlo.
  • Enviar la notificación a un domicilio incorrecto sin comprobar antes que en verdad el conductor, supuesto infractor, viva en ese lugar.
  • La matrícula del denunciado no coincide con la que figura en la fotografía o la calidad de la imagen no permite su clara visibilidad.

¿Cómo puedo recurrir una multa mal redactada?

Una vez que se comprueba de forma efectiva que hay un defecto de forma se puede recurrir una multa mal redactada. Desde el día que se recibe la notificación hay un plazo de 20 días naturales para presentar las alegaciones. También se puede contabilizar desde el día siguiente en que la sanción es publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tránsito.

En la notificación se señala el Órgano que impone la sanción para dirigir el recurso. Por lo general, la carta de alegaciones va dirigida al Jefe de Tráfico de la provincia donde se ha realizado la denuncia. En algunas Comunidades Autónomas existen oficinas de entes oficiales habilitados para la recepción de las mismas. De igual modo, también es posible enviar por correo certificado.

El texto debe ser escrito con vocabulario formal y específico, por lo cual la mayoría delega esta tarea a un profesional. Como información necesaria y obligatoria deben figurar los datos personales del denunciado, la denuncia y las pruebas pertinentes. En esta fase es fundamental la documentación probatoria que se presente para justificar el recurso.

Otro factor imprescindible es contar con copia firmada de la carta de alegaciones en la cual figuren fecha y lugar de envío. A partir de allí, solo queda esperar la respuesta de la Administración.

¿Crees que la notificación de multa está mal redactada y deseas recurrir? Uno de nuestros profesionales puede ofrecerte asesoramiento personalizado para que la presentación tenga éxito.